•  |
  •  |
  • END

MLB.com

NUEVA YORK
Parece que el gerente general de los Bravos, Frank Wren, abrirá el nuevo año con las mismas necesidades en su roster que existían al inicio del receso de temporada.

Cuando la temporada baja comenzó, el objetivo principal de Wren era adquirir a un as y a otro lanzador veterano para solidificar su rotación de abridores. Mientras que la búsqueda para encontrar un as fracasó, el directivo pudo hacerse de los servicios del boricua Javier Vásquez, quien añade la necesaria presencia de un veterano en la rotación.

Wren continuará su búsqueda por contratar al menos un lanzador abridor más, y al mismo tiempo, monitorear muy de cerca la salud de John Smoltz y Tom Glavine, quienes podría resultar piezas muy valiosas si regresan sanos de sus respectivas operaciones.

Actualmente, la rotación proyectada para 2009 incluye a Vásquez, Jair Jurrjens y al mexicano Jorge Campillo, quien no puede ser considerado más allá de un potencial quinto abridor. Wren continuará su intento por adquirir a un lanzador abridor agente libre de medio nivel con la esperanza de que añadir profundidad pudiera negar la realidad de que arrancará la temporada 2009 sin un as legítimo en su rotación.

Aunado a la tarea de tener que solidificar su staff, Wren también está en busca de añadir más poder a su grupo de jardineros, el cual se combinó para apenas 27 jonrones durante 2008. La idea de mover a Kelly Johnson al jardín izquierdo murió cuando el dominicano Rafael Furcal eligió ignorar un acuerdo verbal con los Bravos y volver a firmar con los Dodgers.

Si los Bravos pueden añadir a un jardinero de poder, podrían contar con un orden al bate potencialmente potente, el cual estaría encabezado una vez más por el veterano Chipper Jones y por Brian McCann. El cubano Yunel Escobar y Kelly Johnson son capaces de servir como catalizadores en la parte alta de la alineación y Casey Kotchman tiene la habilidad de aportar consistencia en la parte media baja del orden al bate.

La posible duda en la ofensiva estaría en Jeff Francoeur, quien remolcó 100 carreras en sus primeras dos temporadas en Grandes Ligas y luego se desplomó categóricamente durante la temporada 2008.

Si el dominicano Rafael Soriano puede mantenerse sano en el último año de su contrato, los Bravos tienen el potencial de contar con uno de los mejores bullpens de la Liga Nacional. Mike González regresará como taponero, con la esperanza de que recuperará la forma que tenía antes de someterse a una operación Tommy John para reemplazar un ligamento en su codo en 2007.


Calificación: Debido a que no pudieron adquirir ni a Jake Peavy ni a A.J. Burnett, los Bravos podrían no recibir una calificación. Pero con aparentemente ninguna opción de contratar a un as, sería más preciso calificar su receso de temporada con un 4 en la escala del 1 al 10. Vázquez debería ser una pieza valiosa. Pero a como están las cosas ahora mismo, Wren aún enfrenta muchas dudas sin resolver.

Llegadas: Lanzador derecho Javier Vásquez, lanzador zurdo Boone Logan, lanzador zurdo Eric O'Flaherty.

Salidas: Campocorto Brent Lillibridge, lanzador derecho Jorge Julio, lanzador derecho Julián Tavárez, lanzador zurdo Chuck James, infielder Ruben Gotay, lanzador zurdo Mike Hampton.

El camino por delante: Debido a que sus intentos por adquirir un as no tuvieron éxito, Wren no podrá construir un el roster que originalmente planeó. Pero si es capaz de contratar al menos a un pitcher veterano más y añadir poder a los jardines, no todo pudiera estar perdido. No obstante, el mes de enero estará más ocupado para Wren y su staff.