•  |
  •  |
  • END

Chinandega FC y UNAN-Managua están a noventa minutos de conseguir la mitad de la gloria en el Campeonato Nacional de Fútbol de Segunda División. Los universitarios necesitan hacer valer el 2-1 logrado hace una semana en el estadio “Thomas
Cranshaw” para acercarse un poco más a la posibilidad de vestirse de Primera.

Llega el equipo UNAN a la cancha del Inach de Chinandega al partido de vuelta en la mejor situación posible, pero no cerrada, y hoy a partir de las once de la mañana tratará de superar a un herido Chinandega FC en todas sus facetas. Cierto, les basta un empate para coronarse, pero aspiran a más.

El equipo de Salvador Dubois sabe que se encuentra ante una situación histórica. Ha hecho a la perfección la primera parte del trabajo, puesto que ganó con facilidad la hexagonal y la semifinal, pero la caída del domingo le ha puesto más sabor al caldo y está consciente de la calidad y experiencia del rival, lo que lo invita a la cautela.

Para este partido, Dubois recupera al experimentado zaguero Elvis Balladares, con el que solidifica el elenco para este importante desafío.

La plantilla de la franja roja tiene la cabeza fría, sabedora de que pocas veces en su historia disputará una final en casa después de haber perdido en la ida.

El fútbol desplegado por ambos equipos en las grandes ocasiones invita al optimismo, especialmente por parte de Samuel Padilla, quien se ha convertido en el jugador de referencia del Chinandega FC.

El partido es vital para los intereses de la UNAN que tiene en el ascenso su gran objetivo de la campaña, y para lograrlo, Edward Urroz parece decidido a apostar por las entradas desde atrás por ambas bandas.

En la nota de ayer se manejó que el Secretario General de Fenifut, Florencio Leiva, era el asesor de la UNAN, pero según investigación tal señalamiento no es
cierto y tampoco lo dijo Dubois.