•  |
  •  |
  • END

El saliente alcalde de Managua, Dionisio “Nicho” Marenco, inauguró ayer el puente de acceso vehicular al Estadio Nacional de Fútbol en medio de un acto que sirvió como su despedida de este proyecto en el que se involucró desde el inicio, junto al presidente de la Federación Nicaragüense de Fútbol, Julio Rocha.

Marenco, en su período como edil, incidió en que la comuna invirtiera en la construcción del Estadio más de 18 millones de córdobas, comprendidos entre el movimiento de tierra, infraestructura, parqueo, puentes, entre otros. Además dejó aprobado otros seis millones para este año, que deben ser ejecutados por el nuevo alcalde, Alexis Argüello.

“Me llena de mucho orgullo despedirme de mi cargo y hacerlo dejando adelantada una cancha como ésta, la primera de esta calidad en Nicaragua. Muchos no la han visto pero cuando lo hagan verán la maravilla que es”, dijo Marenco en la inauguración.

Pero se trata de un proyecto que necesita mucho respaldo, además de los ocho millones de dólares que según informa el presidente de Fenifut, Julio Rocha, ya se han invertido para llegar a esta fase de la obra.

“Estamos por concluir las 50 graderías del lado oeste que sobrepasarían las 10 mil personas, y luego faltan otras 20 graderías en ese mismo sector que nos darán más de 15 mil. La idea es hacer este estadio con capacidad de 25 mil”, explicó Rocha.

Aún faltan detalles en las graderías del oeste, pero que ya se están construyendo, como los baños, el área de parqueo en esa zona, hacer muros y últimas graderías de la zona este con capacidad de cinco mil personas.

“A mediados de este año vamos a cerrar el muro perimetral, terminar las 20 graderías del lado oeste y hacer el parqueo para habilitar el estadio para jugar a finales del año”, dijo el dirigente de Fenifut.

Para ese momento se supone que podrían no sólo tener el apoyo de la Asamblea Nacional con cinco millones de córdobas, la FIFA con otros 250 mil dólares, sino que comenzar a vender patrocinio para ubicar en las vallas del estadio.