•  |
  •  |
  • END

El gran marketing en el Walter Ferreti sobrevaluó a sus figuras en los tres últimos torneos, porque el rojo y negro no ha podido ganar nada. ¿Será que no ha sabido potenciar sus recursos? La respuesta es difícil de encontrar, o al menos no se puede elaborar una explicación terminante.

En el fútbol nada es absoluto e indiscutible. Conviven en él gustos, pareceres, preferencias, estilos y tendencias que sólo son incuestionables cuando alcanzan el éxito.

Claro, se mantienen vigentes mientras los placeres de la victoria sobrevivan. Cuando hay otro campeón con otra fórmula, la anterior es reemplazada. Por supuesto que esto es válido para los elitistas, no para los que tienen una convicción y la sostienen al margen de un resultado deportivo, aunque éste siempre sea lo buscado.

Esta introducción vale, en este caso, para citar al experimentado hondureño Rafael “Paciencia” Núñez, nombrado recientemente como el nuevo Director Técnico del Walter Ferreti, quien en sus primeros encuentros con los jugadores les mostró su filosofía futbolera.

“Siempre me he caracterizado por ser un científico, soy un metodólogo pocas veces comprendido. Con Ferreti trataré de garantizar lo que hablé, que haya buena comunicación y buscar un mejor perfil para el equipo, es lo que a mis años he hecho como entrenador de fútbol”, comentó.

¿Cuánto se puede hacer en tan poco tiempo, teniendo tan cerca la inauguración del torneo de Clausura?
“Tengo un gran problema, si yo pudiera aumentar los entrenamientos llegaría mejor preparado, pero cambiar o reestructurar un equipo en medio de una competencia es un peligro. Estoy tratando de no equivocarme y darle al equipo lo que es necesario. Primero, tener como base principal jugar un fútbol con mejor juicio, manejar al equipo más intelectual.

“A esto hay que anexarle la mística. Sé que la directiva está pensando en grandes cosas que pronto vendrán conforme el equipo se venga acomodando a mi estilo. Ellos buscarán dar soluciones a los aspectos organizativos que es lo que más conocen, para lograr esas metas necesito que el jugador sea mejor cada día, que ame más la institución para que esto crezca. Hay voluntad de parte de los jugadores, pero hay muchos de ellos que fueron afectados en su preparación, el aspecto psicopatofisico de estos jugadores no está bien”.

¿Podrán asimilar su metodología estos jugadores?
“El problema que tengo es de tiempo con los jugadores de la Selección Nacional. Es cierto, tenemos que respetarla, tienes obligaciones internacionales. Estoy buscando la manera cómo este equipo no dependa mucho de los seleccionados, porque en el equipo no existe el plan de trabajo que muestre qué están haciendo en la Selección, porque lo que veo es que no hay una calendarización del trabajo en conjunto, no hay un equilibrio”.

¿Por qué les dijo a los muchachos que son jugadores, no futbolistas?
“Primero quiero que sean personas, ellos son buenos jugadores pero no saben jugar fútbol. Hay tres tipos de jugadores, el común, el específico y el genio. Lo que quiero decirles es que para llegar a ser mejores tienen que ser más aplicados, porque veo que juegan más por instinto que por disciplina táctica”, expuso el hondureño Paciencia Núñez.