Edgard Tijerino
  •  |
  •  |
  • END

El regreso de la Costa a nuestro béisbol superior, forzosamente destapa el baúl de los recuerdos y nos coloca en pantalla, a quienes han sido los mejores peloteros de ese fructífero sector vistos en acción a lo largo del paso del tiempo, desde que “se inventó” el viento.

Vamos directamente al grano: Primera base, Stanley Cayasso, sin la menor duda. Fue nuestra figura cumbre en los años 30 y 40 y continuó fortaleciendo su reputación en los 50. Se le consideró, con todo merecimiento, un símbolo de la pelota pinolera.

Como intermedista, Alerton Martin, bateador de poder y solvente fildeador que se hizo sentir en la exigente etapa de nuestra pelota profesional. Wallace Howell y George Wehmayer funcionaron en esa posición, pero Martin los supera.

¿Quién en el short? Ahí está ese pelotero versátil y fuera de serie que fue Duncan Campbell, quien se acercó a la Grandes Ligas jugando en la organización de los Piratas, alcanzando el nivel Triple A, y lo vimos brillar aquí intensamente, precisamente en la época más competitiva que hemos atravesado.

¿Y en la esquina caliente? El costeño más caracterizado en esa posición ha sido Mike Omier, y puede ser colocado adelante de retadores pertenecientes a la generación de los 80 como Carel Lampson y Erly Britton.

Detrás del plato no es necesario zambullirse en polémicas agitadas. Ken Taylor es la escogencia encima de Willmor Wilson, quien también jugó en la profesional, y de Chester Davis.

Hay mucha gente para los jardines, pero eso no convierte en intrigante la selección de la tripleta ideal integrada por dos big leaguers, Marvin Benard y David Green, y un pelotero amateur siempre impresionante como Eduardo Green, el padre de David, conocido como “La Gacela Negra”.

¿Qué hacemos con Bert Bradford? No vamos a obviarlo existiendo espacio para el Bateador Designado. Lo siento por Culvert Newell, Sam Garth, Victorino Castro y tantos otros, pero ninguno de los mencionados es vulnerable sometido a discusiones.

Rotación de 5 abridores: Al frente, Albert Williams, quien lanzó para Minnesota, seguido del tirador de no hitter en la profesional Willie Hooker; el dueño de varios lideratos en ese mismo béisbol, Mudel Mathews; el inagotable de varias décadas Timoty Mena; y el lanza meteoros Edmundo Roberts.

Como jefe de bullpen, Devern Hansack. Ha demostrado tener un brazo consistente y dominante, que es lo que se necesita para la difícil faena. Hansack ha estado balanceándose desde hace un buen rato entre Triple A y las Grandes Ligas en busca de establecerse.

Como utility, Wallace Howell es una buena ocurrencia. Siempre mostró un llamativo grado de utilidad en diferentes posiciones sin alcanzar por supuesto, la versatilidad de Campbell.

¿Quién el manager? Davis Hodgson, alguien de la época reciente que ha mostrado suficiente capacidad moviendo piezas sobre el tablero. Tiene ventaja sobre Stanley Cayasso.

Este all star costeño de todos los tiempos, es un equipo pujante.