Edgard Tijerino
  •  |
  •  |
  • END

Por cumplir 41 años y después de 17 temporadas en las Grandes Ligas, Jeff Kent, un bateador que disparó 2,461 hits, entre ellos 377 jonrones, impulsando 1,518 carreras, decide retirarse del béisbol.

Su última temporada en 2008 no fue deprimente como la de tantos súper-estrellas que tratan de extender sus carreras atravesando el dramático desgaste. Antes de llegar a ese punto, Kent dijo “no más”. Había registrado un porcentaje de .280 en 121 juegos para los Dodgers, con 23 dobles, 12 jonrones y 59 remolques, pero cuando estaba sumergido de 9-0 en el play off, le quitaron el bate y lo sacaron de juego. Eso lo golpeó.

Obviamente, no era el mismo artillero que impulsó más de 100 carreras a lo largo de ocho temporadas, incluyendo seis consecutivas, y que se hizo merecedor de cinco selecciones para Juego de Estrellas, pero ofrecía utilidad.

Se va Kent del escenario dejando dos bujías encendidas: sus 351 jonrones como intermedista, cifra que supera por 74 al miembro del Salón de la Fama Ryne Sandberg; y la pelea por el Más Valioso de la Liga Nacional en 2000, que le ganó a su compañero de equipo en los Gigantes de San Francisco, Barry Bonds.

En ese momento, Bonds había conseguido tres de sus siete títulos Más Valioso, y estableciendo una marca personal de 49 jonrones con 106 empujadas, 129 anotadas y .306 puntos, parecía proyectarse hacia su cuarta conquista del reconocimiento más buscado en las Mayores, pero rebotó contra Kent.

Las 125 impulsadas de Kent con 196 hits, incluyendo 33 jonrones, como agregados al brillante promedio de .334 puntos en 159 juegos, le permitieron superar a Bonds, quien al siguiente año inició una racha de cuatro capturas de ese trofeo para llegar a siete en total, cifra sin precedentes.

¿Es Kent material para el Salón de la Fama? La mejor manera de buscar la respuesta es establecer una comparación con Sandberg, quien no pudo entrar ni en 2003 ni en 2004, pero lo hizo en 2005, dejando atrás a Jim Rice y Andre Dawson, que lo habían superado en porcentaje de votos dos años antes y siguieron esperando.

Kent conectó 2,461 hits por 2,386 de Sandberg, quien estuvo en acción una temporada menos; como segunda base, Kent se apuntó 351 jonrones, 74 más que Sandberg, con un gran total de 377 en su carrera, en tanto Sandberg se conformaba con 282, clara diferencia.

Las 1,518 empujadas de Kent eclipsan los 1,061 remolques de Sandberg, y aun en porcentaje, Kent con .290, supera a Sandberg que muestra .285. Todas estas ventajas son muy estimables al momento de realizar una valoración.

Los dos obtuvieron un Más Valioso, pero Sandberg fue escogido 10 veces para el Juego de Estrellas por 5 de Kent, y sus ocho Guantes de Oro, tuvieron un gran significado estableciendo diferencias en la defensa.

Así que Kent tiene chance de entrar al Salón.


dplay@ibw.com.ni