•  |
  •  |
  • END

La Junta Directiva del Salón de la Fama del Deporte Nicaragüense, confirmó a los ex peloteros Adolfo Álvarez Álvarez y Roberto Espino Matute, así como el Comandante William Ramírez Solórzano, como nuevos miembros de nuestro Salón de la Fama, los que serán exaltados en la ceremonia de marzo venidero.

Espino fue un jugador que dominó el infield del Bóer, equipo con el que jugó toda su carrera, y se coronó en 1975, 76 y 77, cuando la franquicia india se unió a los Búfalos, pero sus mayores méritos los alcanzó en el Campeonato Mundial de Béisbol de 1978 en Italia, donde conquistó el título de bateo, con promedio de .500, al conectar 16 hits en 32 turnos al bate, después que hizo explosión en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de ese año en Colombia, donde conectó 5 jonrones, remolcó 19 carreras y bateó .341.

También fue figura clave en la conquista de la medalla de plata en el torneo de béisbol de los Juegos Panamericanos de Caracas en 1983.

En los campeonatos locales se le computa un promedio de por vida de .298, con 1013 hits conectados en 999 juegos de temporada regular, en los que acumula 75 jonrones.

Adolfo Álvarez brilló como pitcher y bateador. Desde la colina ganó 66 partidos en 148 salidas, con 710 ponches en 793 episodios. Conquistó los títulos nacionales de 1980 y 1892 con el Frente Sur Rivas.

Como bateador fue campeón de bate en 1987, es miembro del selecto grupo de bateadores de mil hits, con 1,251 y un promedio de por vida de .303.

El Comandante William Ramírez (q.e.p.d) entra al Salón de la Fama en calidad de Promotor Deportivo. Contribuyó notablemente a la incorporación del deporte de la Costa Caribe a los Campeonatos Nacionales de las distintas disciplinas deportivas, y también fue soporte del empuje al baloncesto, que tuvo en los torneos “Carlos Ulloa” un notable desarrollo.

El año pasado, también sólo fueron exaltados tres deportistas al Salón de la Fama, como el pelotero Julio Cuarezma, el jugador de baloncesto Sammy Lambert (q.e.p.d.) y el púgil Marlon Amador, quienes fueron acompañados por el entrenador de boxeo Luis Cortés, al dirigente de Ajedrez, Guy Bendaña, y don Agustín Castro.

Se pensaba que se le abriría espacio al pesista Orlando Vásquez y los peloteros Epifanio Pérez y Ramón Padilla, que reúnen los requisitos deportivos, pero desafortunadamente no fueron propuestos.