•  |
  •  |
  • AFP

Las llamadas 'cenicientas': Nicaragua, que empató 1-1 con El Salvador, y Belice, aunque cayó 0-1 ante Honduras, sorprendieron con su nivel de juego en el arranque la Copa de Naciones de la Unión Centroamericana de Fútbol (Uncaf), que se inauguró anoche.

"Hemos conseguido empezar a cambiar la historia de nuestro fútbol. Ahora esperamos poder seguir jugando igual o mejor y lograr nuestra primera victoria", afirmó el técnico de Nicaragua, Otoniel Oliva.

El Salvador se fue arriba en el marcador a los 17 minutos con anotación de Carlos Ayala en un balón que fue desviado por el defensor Silvio Avilés, pero Nicaragua logró la igualada a los 85 por medio de Marlon Medina. Nicaragua, que hace unos años perdía hasta por nueve goles, logró su primer punto en la competencia.

Nicaragua, ejemplo para Belice
Belice, en tanto, vendió cara su derrota ante una furiosa Honduras que buscó golear por todos los flancos, pero lo frenó un equipo bien ordenado en defensa y a veces saliendo del fondo con categoría. Amado Guevara (32, penal) y Walter Martínez anotaron los goles del equipo hondureño y Lisbey Castillo por los beliceños a los 85.

"El resultado es bueno para nosotros, a pesar de haber perdido 2-1 porque podemos conseguir algo después del empate de El Salvador y Nicaragua", afirmó el técnico de Belice, Renán Couch.

La Copa de Naciones dejará cuatro clasificados a la Copa Oro de la Concacaf y el quinto jugará un boleto con un equipo del Caribe. Costa Rica, que llega con el traje de gran favorita por ser tricampeona de la Copa de Naciones, se enfrenta hoy a Panamá, en la continuación del torneo.