•  |
  •  |
  • END

El empate de la Selección Nacional 1-1 con El Salvador en la Copa de Naciones este jueves, dejó una huella imperecedera en el fútbol nacional con el nombre de Otoniel Olivas bien grabado.

“Lo disfruté como uno de los momentos maravillosos que he tenido como técnico. Pero sólo fue un instante porque el torneo no termina ahí. Nos faltan dos partidos (Honduras y Belice) y de ahí depende pelear la clasificación a la Copa de Oro, por eso no hay tiempo para celebrar”, dijo Otoniel más calmado después de tantas emociones.

El punto ganado contra El Salvador ya es historia, ahora la Azul y Blanco se enfoca en el duelo contra Honduras (5:30 p.m.) hoy, un rival de sobra superior a los salvadoreños.

“Me preocupa más que el equipo recupere la condición física para este juego, porque para medirse a una selección como Honduras necesitamos la mejor condición en los 90 minutos. Eso es lo que me preocupa, porque así sabré cómo vamos a asumir el duelo más duro de esta parte del torneo”, agregó el estratega.

En el entrenamiento de ayer, Otoniel trabajó en corregir algunos errores claves que se cometieron ante El Salvador, como la evidente separación de las líneas en defensa y ataque, que permitió en la primera condición, tener más espacio al rival para manejar el balón, y en la segunda, menos presencia sobre el marco rival.

“Se falló mucho en la marcación, lucimos francos y con líneas muy separadas. Contra Honduras no podés cometer esos errores porque te ‘matan’. Lo mejor del juego, es que noté un mejor dominio del balón, más en el segundo tiempo, pero estamos claros que para mañana (hoy) la presión será mayor por el rival”, dijo Olivas.

Otoniel sabe que la ausencia de Amado Guevara para este juego es importante aunque no definitiva, pues Honduras mueve de forma excelente la bola del centro de la cancha hacia arriba, donde hará un cambio en la Azul y Blanco para el duelo.

El autor del gol contra El Salvador, Marlon Medina, será la única variante de Otoniel. Medina reforzará la media cancha donde se necesita ejercer más presión por cómo se proyectan los hondureños con balones por arriba y las bandas. El candidato a salir será uno de los atacantes, pero aún estaban por decidir quién sería.