Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Los retos son una constante en la carrera de un boxeador, más cuando se trata de uno de la calidad del campeón del mundo de la AMB, Román “Chocolatito” González, para muchos expertos el número uno en las 105 libras.


La meta de Román para su primera defensa no será sólo ganarle al mexicano Francisco “La Chiquita” Rosas el 28 de febrero en México, sino hacerlo de forma contundente.


“Me he puesto mi propio reto. Nadie lo ha noqueado y quiero ser el primero, aunque eso no significa que lo menosprecio, sino que por la preparación que voy adquiriendo, sé que me permitirá dar una presentación tan buena o mejor que contra Yutaka Niida”, comentó “Chocolatito” a EL NUEVO DIARIO.


El monarca de la AMB anda en 115 libras, pero con un plan riguroso de entrenamiento y ya reconcentrado, asegura que no habrá problema con el peso.


“Quiero irme a México al menos una semana antes de la pelea y pesando 107 libras. No tengo duda de que voy a hacerlo, luego de eso ya verá Rosas que no estoy especulando. Sé que aguanta bastante, más bien aguanta demasiado, pero los ganchos abajo le duelen mucho, y trabajándolo a distancia voy a hacer la pelea a mi manera”, agregó.


“Mi preparación será tan buena como la que tuve con Niida, pero pienso que esta pelea va ser más fácil, por mi experiencia en el ring”, insistió.


Luego de defender ante Rosas, “Chocolatito” quiere enfrentarse al retador oficial a su corona y después buscar la unificación del título de las 105 libras, sin determinar rival específico.


“Al único que tengo en mente para medirme es a Iván Calderón. Siento que llegué donde quería en las 105 libras, y ahora mi reto es el puertorriqueño en las 108 libras”, concluyó el púgil pinolero.