•  |
  •  |
  • AFP

La Comisión Atlética de California suspendió la licencia del púgil mexicano Antonio Margarito, quien afirmó que no hubo nada ilegal con el vendaje de sus manos para la pelea del sábado pasado contra Shane Mosley. El organismo anunció ayer la suspensión mientras investiga una sustancia semejante al yeso, que se encontró debajo del vendaje del "Tornado de Tijuana", quien perdió su título de peso welter al caer en nocaut en el noveno asalto contra Mosley.

Además, la comisión suspendió la licencia del entrenador de Margarito, Javier Capetillo, y solicitó que ambos comparezcan el diez de febrero en una audiencia. "Me duele, porque no creo que por un vendaje he ganado mis peleas", lamentó Margarito en una entrevista, poco antes del anuncio de su suspensión. "Esas son puras habladurías", agregó. "Lo que yo sé es que el vendaje está bien, yo no tengo problema, yo le he preguntado a Capetillo".

Margarito relató que su entrenador le aseguró que el vendaje era legal y no habría de que preocuparse. La sustancia fue guardada como evidencia antes del combate del sábado anterior, en el Staples Center, y era analizada por el Departamento de Justicia de California, informó la comisión.

El presidente de la junta de la comisión, Tim Noonan, aseguró que la investigación se deriva de una regla del organismo, la cual limita la cantidad, tipo de vendas y cintas adhesivas que un boxeador puede llevar debajo del guante. Noonan añadió que la comisión tiene la autoridad de sancionar a los deportistas cuyas acciones provoquen el "descrédito del boxeo". Los castigos pueden incluir multas, suspensiones o revocaciones de las licencias.