•  |
  •  |
  • END

Los apoderados del campeón del mundo de la AMB, Román “Chocolatito” González están preocupados por la negativa de su pupilo de no querer reconcentrarse para su primera defensa de título con el mexicano Francisco “La Chiquita” González, contemplada para el próximo 28 de febrero en Oaxaca, México.

Hace más de un mes que han insistido al monarca para que se reconcentre, sin embargo no ha habido manera de convencerlo.

“No sé qué pasa con Román, no entiendo por qué no quiere reconcentrarse. Hemos insistido persuadiéndolo, hablando con su papá, con su mamá para que lo haga, pero no hay manera. Lo que más me preocupa es que no se está cuidando con la comida y tengo información de que lo han visto comiendo en fritangas”, dijo muy alarmado Silvio Conrado Jr., representante de Prodesa y apoderado del “Chocolatito”.

Hoy, Román estará en la premiación de la Comisión de Boxeo Profesional, recibiendo el reconocimiento de mejor boxeador de 2008, junto a otras personalidades que seguramente esperan de este talentoso púgil, considerado el mejor 105 del mundo, se prepare para ofrecer otra demostración como la que dio contra Yutaka Niida.

El problema es que no anda en el peso que tenían planificado a estas alturas, a sólo 24 días de subirse a la báscula para marcar las 105. Todavía ayer andaba cerca de las 116 libras, cuando se contemplaba que estaría para estas fechas en 111.

“Me estoy decepcionando con mis boxeadores, que apenas ganan un título pierden la razón de su vida. Voy a ir a la premiación de la Comisión, pero sólo para advertirle delante de todos que no es lo mejor para su carrera lo que está haciendo”, agrega Conrado.

Pero hay otro tema que preocupa más, Román se compró un vehículo Mercedes Benz, al fiado, al muy estilo de Ricardo “Matador” Mayorga, y se informa que está retrasado con las cuotas. Y para colmo no está cuidando la única manera que tiene para poder pagarlo.