Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

MEXICALI, México / AP.- La inactividad le jugó una mala pasada a los Tigres del Licey en la Serie del Caribe, donde sus bateadores tuvieron problemas para sacudirse el polvo y cayeron 3x2 ante los Tigres de Aragua ayer lunes en la inauguración del torneo.

Los campeones de República Dominicana y dueños del cetro caribeño no pudieron descifrar los envíos del abridor del equipo venezolano, Brad Knox, quien no permitió hits en seis entradas y un tercio. Ronnie Belliard finalmente conectó un jonrón de dos carreras en la séptima, pero el Licey sólo logró batear tres inatrapables en todo el partido.

El Licey no jugaba desde que ganó la final de República Dominicana el domingo 25 de enero.

"El tiempo que estuvimos sin jugar estuvo en contra de nosotros", comentó el manager dominicano, José Offerman. "Este juego es traicionero. Cuando juegas diariamente y tienes una semana de descanso, puede perjudicar, y eso hizo que la ofensiva que tenemos tuviera problemas".

Offerman confía que los bates dominicanos despierten hoy martes contra los Leones de Ponce, campeones del torneo invernal puertorriqueño.

"Yo sé que de mañana en adelante la situación va a ser diferente", expresó el dirigente.

Offerman reconoció que no sabe nada de los Leones. El abridor dominicano será Alfredo Simón.

"En realidad en los juegos interliga no tuvimos la oportunidad de jugar contra ellos. No tenemos conocimiento de su equipo", indicó Offerman.