•  |
  •  |
  • END

Colaboración

Masaya
Luego del nocaut 11x1, que les propinó la tropa matagalpina el día inaugural del Pomares, el equipo San Fernando ganó los dos juegos el domingo a los Dantos Juveniles, con pizarras 3x0 y 3x1, en el estadio “Bayardo Reyes”, de Nindirí, con un bajo rendimiento ofensivo.

El manager Omar Cisneros espera mejorar el bateo de su equipo debido a que esperaba
una ofensiva más agresiva, característico del conjunto de Masaya. Hasta el momento en estos tres primeros juegos los peloteros fernandinos han conectado solamente doce hits, para un promedio colectivo de .176, con sólo siete carreras anotadas.

“El nocaut recibido por Matagalpa fue una sorpresa. Ellos batearon a la hora buena y nosotros no sacamos los bates. Estoy seguro que en esta Liga no hay equipos débiles, todos los equipos están en la lucha y no hay nada para nadie. Los mal llamados equipos débiles no existen”, asegura Cisneros.

El coach de bateo Norman Cardoze espera que los peloteros fernandinos comiencen a agarrar el ritmo de bateo, y para eso intensificará los entrenamientos y corregirá los errores que los peloteros jóvenes cometen, ya que ha observado que se dejan dominar por la presión a la hora de tomar el turno al bate. “Creo que podemos hacer mejor las cosas, pero pienso que también este fin de semana nos hemos enfrentado a pitcheres que nos han sabido lanzar, demostrando que tienen calidad para estar en esta Liga”, expresa Cardoze.

Cisneros comentó también que el inicio de esta Liga ha sido excelente y que el objetivo principal, que es desarrollar peloteros jóvenes para el futuro del béisbol en Nicaragua, se cumplirá al final del torneo.