•  |
  •  |
  • END

El boxeo es un deporte tan exigente y generador de emociones en Nicaragua, que hasta el más dotado, como el campeón del mundo Román “Chocolatito” González, no escapa a las críticas cuando se desvía al menos unos milímetros del camino al éxito.

Pero mostrando esa humildad que lo ha caracterizado, Román recapacitó de su actitud de no querer reconcentrarse, y el mismo día que recibió la distinción de la Comisión de Boxeo Profesional, y tantos señalamientos de gente cercana y no tanto a su carrera, se puso a la disposición de sus apoderados para enfocarse en su primera defensa.

“Estamos alegres porque Román decidió reconcentrarse. Hablamos un buen rato y todo está tranquilo. No hay fricciones, como podrían pensar. Tenemos una muy buena relación con Román y hemos superado este momento que no pasó a más”, comentó Silvio Conrado Jr., uno de los apoderados del “Chocolatito”.

Lo cierto es que sus manejadores ya habían dado por un hecho que Román no se reconcentraría a pesar de que habían insistido, según sus palabras, por más de 30 veces para que lo hiciera. Sin embargo, de última instancia, “Chocolatito” cambió de idea.

“No nos preocupaba los entrenamientos porque ‘Chocolatito’ se entrega como pocos, pero las distracciones fuera del gimnasio siempre existen y es mejor evitarlas. Lo bueno es que eso ya es cosa del pasado y no dudamos de que Román va a demostrar su calidad contra Francisco ‘La Chiquita’ Rosas el 28 de febrero”, agregó Conrado Jr.

Román prometió ratificar su entrega en el gimnasio, y para evitar dudas decidió reconcentrarse, cerrando de esta forma un capítulo que le dejó un sabor amargo, pero seguro le sirvió para mejorar cómo asumir su trabajo dentro y fuera del ring.

“Nosotros nos sentimos dichosos por estar cerca del ‘Chocolatito’, por darnos la oportunidad de asesorar su carrera, y la verdad tenemos una relación muy fuerte, pero el día que él decida que tiene otra alternativa mejor con otro apoderado, eso será decisión de él. Lo único que queremos es lo mejor para su carrera, y espero que así lo entienda”, expresó Carlos Pilatos, apoderado de Román.