•  |
  •  |
  • END

Manny Ramírez y Scott Boras aún buscan un pacto de cuatro o cinco años con valor de al menos $100 millones trabajando en un inhóspito panorama financiero que tiene a los equipos buscando reducir costos mientras otros jugadores se aprestan a acordar pactos de menor cuantía de la que habrían recibido a través del arbitraje. El gerente general de los Dodgers, Ned Colletti, no ha cambiado de opinión más allá de una oferta inicial de dos años y $45 millones (más una opción del club), ante la negativa de Boras de dignificar sus avances con una respuesta. Mientras eso ocurre, he aquí cinco potenciales lugares para Ramírez:

Mets: después de otro agonizante “casi sucede”, el gerente general Omar Minaya abordó el defecto mayor del equipo, su bullpen, al firmar a Francisco Rodríguez y hacer un canje por J.J. Putz.

Sin embargo, Minaya todavía no ha mejorado las posiciones de guardabosques de las esquinas, que ofensivamente ocuparon el cuarto peor lugar en la liga en cuadrangulares a través de una línea combinada de .278/.338/.409 en medio de una plaga de lesiones. El novato Dan Murphy, Nick Evans otro prospecto, Fernando Tatis y Ryan Church, hacen necesario el bateo de Ramírez para los Mets.


Los Dodgers: favoritos aún para firmar nuevamente a Ramírez dada la amplia ventaja financiera que tienen sobre los Gigantes, podrían fácilmente replegarse en los agentes libres Bobby Abreu o Adam Dunn, si Ramírez firma en cualquier otro lado. Por el momento, sin embargo, su jardinero izquierdo es el veloz y falto de poder Juan Pierre, que conectó .283/.327/.328 el año pasado. Ellos siguen intentando llegar a un arreglo con Manny, pero no a largo plazo.


Veamos a los Indios: ¿Podría el hijo pródigo regresar a un equipo en donde forjó su nombre al destrozar el pitcheo de la Liga Americana desde 1993 a 2000? Es un escenario sujeto a discusión, Ben Francisco es el jardinero izquierdo titular de los Indios, y su proyección, emparejada a la de su compañero de labores en esa posición David Dellucci ofrece poca esperanza. Para los Indios Ramírez sería una gran captura, aunque quizás no estés dispuestos a soltar tanto dinero.


Los Angelinos: sin hacer mucha bulla, pueden estar pensando seriamente en Manny tras perder a Mark Teixeira en la libre agencia.

Los Angelinos aparentemente tienen dinero para gastar así como un enorme hueco en su alineación. Kendry Morales, Juan Rivera, Reggie Willis y Gary Matthews, estan muy distante de lo que representa Manny como factor de producción. Quizás los 21 juegos de ventaja conseguidos el año pasado resten interés de los Angelinos, pero deberían tenerlo.

¿Manny con los Gigantes?

Sin el aporte de Barry Bonds, ellos finalizaron en el último lugar en la liga en anotaciones y penúltimo tanto en jonrones como porcentaje de slugging.

La ofensiva de San Francisco puede usar el trueno que el bate de Ramírez puede generar, siempre y cuando haya una potencialmente fuerte rotación (incluyendo al ganador del Cy Young Tim Lincecum, Matt Cain y Randy Johnson) con apoyo de carreras de la manera que equipos adultos lo hacen. Más allá de la pregunta de si el equipo puede permitirse el lujo de Ramírez dadas las obligaciones a largo plazo con Barry Zito y Aaron Rowand, el jardinero izquierdo titular Fred Lewis está clasificado entre los más productivos bateadores del equipo.

No se sorprendan si finalmente la inflexibilidad de Boras y Colletti lleve a Ramírez a los brazos de los Mets. No apueste, sin embargo, que este drama termine pronto.