•  |
  •  |
  • END

Sólo si José “Quiebra Jícara” Alfaro se corona el próximo 29 de diciembre en Alemania, podría quitarle el título de “Atleta del Año 2007” al brioso fajador Román “Chocolatito” González, quien está adelante en todas las tarjetas.

Ése es el motivo por el que hasta el momento la Asociación de Cronistas Deportivos de Nicaragua, ACDN, no ha hecho su elección anual. Se quiere ser lo más justo, y valorar el trabajo de cada uno, en especial un título mundial, que tiene verdadero peso.

De algo se está claro. La afición está extasiada por cada una de las presentaciones del “Chocolatito”, al punto de que cualquiera opina de boxeo con autoridad. Es el boxeador que gusta por su agresividad, potencia de golpes y especialmente su disciplina, ésa a la que renunciaron y hundieron a los ex campeones Rosendo Álvarez, Ricardo Mayorga y Luis Pérez.

El viernes pasado, “Chocolatito” obtuvo su sexto triunfo en el año, llegando a 16 victorias, y todas por KO… Su rival, José “Quiebra Jícara” Alfaro (19-3), este año también marcha invicto en cuatro combates, todos ganados por nocaut.

Ambos púgiles están afiliados a la promotora Prodesa y, por lo general, actúan en las mismas programaciones… Este año estuvieron en cuatro, pero el estelar siempre fue “Chocolatito”, incluso en el programa “Nocaut a las Drogas”, que organizó la Asociación Mundial de Boxeo, AMB, el 12 de mayo, fue la figura principal, conquistando el título Fedelatin, uno de los tres que obtuvo en el año.

“Chocolatito” arrancó el año noqueando en el primer round a Elvis Romero el 16 de febrero. Para el 30 de marzo, disputando el título Fedecentro, se impuso por nocaut técnico en el segundo asalto al mexicano Vicente Hernández. Continuó su racha de nocauts el 12 de mayo, en el “Nocaut a las Drogas”, noqueando en dos minutos y 16 segundos del primer asalto al venezolano José Luis Varela, haciéndose del título Fedelatin, que estaba vacante.

El 13 de julio, “Chocolatito” conquistó el título nacional mínimo, noqueando en tres rounds a Miguel Téllez. En su primera salida del país, el 3 de noviembre, en el Korakuen Hall, de Tokyo, Japón, destrozó en 1:09 minutos del primer round al filipino Eriberto Gejón, impactando a la afición nipona, y por supuesto, a la nica, que está atenta a su pronta coronación… El viernes 14 de diciembre satisfizo a la afición con su nocaut en menos de seis minutos sobre el panameño Javier Tello.

José “Quiebra Jícara” Alfaro regresaba de un difícil 2006, en que tuvo balance 2-2, y el 16 de febrero, noqueó en el quinto round al jinotegano Leonardo González. El mexicano Arturo Gómez no pasó del segundo round en el combate del 30 de marzo.

Una de sus mejores presentaciones la tuvo el 12 de mayo, en el programa “Nocaut a las Drogas”, en que noqueó en ocho rounds al estadounidense DeMarcus Corley (31-7), reponiéndose a una caída en el primer round. Antes del nocaut, Corley, de 33 años, también fue tumbado en el séptimo round.

La última pelea de Alfaro fue el 13 de julio ante el panameño Rosano Lawrence, a quien noqueó en el segundo round, alzándose con el título ligero Fedebol de la AMB, que estaba vacante.

Su próxima pelea será el 29 de diciembre en el Seidensticker Halle, Bielefeld, Nordrhein-Westfalen, Alemania, contra el filipino Prawet Singwancha (30-2), por el título mundial Ligero de la AMB.

En su última pelea, el filipino empató en 12 rounds con el puertorriqueño José Miguel Cotto. Fue apenas el segundo empate de Singwancha en su carrera, que cortó una cadena de 25 triunfos en peleas consecutivas.

Otro candidato a “Atleta del Año” es el lanzador Diego Sandino, quien en los torneos regulares, tanto de Primera División, como de la Liga Profesional, colecciona 16 triunfos consecutivos… En la Liga de Feniba ganó la Triple Corona, con ocho triunfos, que sumados a los dos ganados en semifinal y dos de la Final, le completó 12 victorias, contribuyendo a la conquista del título nacional del Granada. En la Profesional lleva ocho triunfos seguidos, además de ser líder en efectividad, con 1.54.

Esperamos el transcurrir de los días para decidir por el “Atleta del Año”, quien en todas las tarjetas está adelante, esperando su nominación.