•  |
  •  |
  • END

ESPN Deportes
Los Yanquis de Nueva York ofrecieron un respaldo condicionado a su antesalista Alex Rodríguez, quien admitió el lunes a ESPN que usó esteroides por un período de tres años, cuando estaba con los Rangers de Texas.

“Nosotros fuertemente creemos que no hay lugar en el béisbol para drogas que aumentan el rendimiento o de otro tipo, y apoyamos los esfuerzos del comisionado para continuar mejorando el proceso de detección”, dijo el club en un comunicado enviado la noche del lunes.

“Urgimos a Alex a ser completamente abierto, honesto y franco en enfrentar su uso de drogas para mejorar el rendimiento. Tomamos sus palabras en que estuvo. Aunque nos sentimos decepcionados por el error del que habló hoy, nos damos cuenta que Alex --como todos nosotros-- es un ser humano y no es inmune a fallar”, agregó el documento.

“Hablamos a menudo sobre que los miembros de esta organización forman parte de una familia, y que nunca es más cierto que en tiempos de adversidad. Alex dio un gran paso al admitir su error, y si bien no hay condonación de la utilización de drogas que aumentan el rendimiento, respetamos su decisión de tomar la responsabilidad de sus actos”, dijeron los Yanquis.

“Apoyamos a Alex, y haremos todo lo posible para ayudarle a enfrentar este desafío y prepararse para la próxima temporada”, apuntaron.

Rodríguez, quien hace 15 meses firmó una extensión de 275 millones de dólares por 10 temporadas con Nueva York, admitió en entrevista exclusiva con ESPN que sí utilizó drogas para mejorar el rendimiento mientras jugaba para Texas.

“Cuando llegué a Texas en 2001, sentí una enorme presión, necesitaba lucir bien y en gran forma todos los días”, dijo Rodríguez a Peter Gammons.

“En ese entonces, (el béisbol) era una cultura diferente”, dijo Rodríguez. “Era algo bien suelto, yo era joven, fui estúpido, fui ingenuo, trataba de probarle a todo el mundo que merecía ser uno de los más grandes jugadores de todos los tiempos”, agregó.

Rodríguez, quien confesó que usó esteroides en los años 2001, 2002 y 2003, se echó la culpa a sí mismo y a su contrato de $252 millones que firmó con los Rangers a finales de 2000 por su decisión de utilizar drogas para mejorar el rendimiento.

La admisión de Rodríguez llegó unas 48 horas después de que un reporte del portal SI.com informara que A-Rod estaba en una lista de 104 jugadores que dieron positivo a sustancias prohibidas en 2003, el año en el que las Grandes Ligas hicieron pruebas de dopaje con el objetivo de ver si eran necesarias pruebas al azar y mandatorias en el deporte.

Rodríguez no enfrenta sanciones por haber dado positivo en 2003 y su contrato con los Yanquis no contempla medidas por admisión de uso de drogas. En cierta forma, los Yanquis no tienen otra salida que apoyarlo un ciento por ciento, tal como tuvieron que hacer con el inicialista Jason Giambi.