•  |
  •  |
  • END

Rotterdam
HOLANDA
Rafa Nadal prolongó su extraordinario comienzo de temporada con una victoria ante Gael Monfils (6-4, 6-4) que le abre las puertas de la final de Rotterdam, la segunda de 2009. Allí espera Andy Murray, verdugo de Mario Ancic (6-1 y 6-2), otro de los aspirantes a disputar la supremacía del manacorense en la ATP. (Narración y estadísticas).

Sobre la moqueta holandesa, la superficie en la que sufre más y la peor para su rodilla, Nadal volvió a demostrar una potencia física increíble que desgastó a Monfils, el único tenista que le ha doblegado en 2009, el pasado 9 de enero en los cuartos de final de Doha.

La ‘pantera’ francesa, con problemas de estómago, presentó oposición, pero siempre se vio en desventaja.

El duelo comenzó con tres roturas consecutivas, dos para el español, que mantuvo el desequilibrio para cerrar el set.

En la segunda manga, el balear quebró el saque rival en el quinto juego y conservó el suyo para cerrar el compromiso en 100 minutos.

“Cometí más errores de lo habitual, pero lo importante es que jugaré la final”, dijo Rafa tras el partido, ansioso de añadir su nombre al ilustre palmarés de Rotterdam, donde figuran Jimmy Connors, Arthur Ashe, Bjorn Borg o John McEnroe. Para ello debe tumbar a Andy Murray (domingo, 14.00 horas), que se ha impuesto en los dos últimos cara a cara, la semifinal del Abierto de Estados Unidos de 2008 y la final del torneo de exhibición de Abu Dhabi hace poco más de un mes.

Sin embargo, los anteriores cinco enfrentamiento oficiales se decantaron hacia el número uno, que peleará por un título por 41ª vez. Sólo ha perdido ocho finales.

Lo sabe Murray, que barrió a Ancic, superando problemas en el tobillo derecho. “Ya me dolió durante el partido de cuartos. Me he puesto hielo y ahora me siento bien”, confesó el escocés, que necesita lo mejor de su tenis para tener opciones.