Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El Consejo Mundial de Boxeo anunció el sábado su decisión de recurrir a la repetición en vídeo para dirimir dudas respecto de acciones controvertidas en el transcurso de las peleas que sancione, en lo que constituye un suceso revolucionario en su historia y en la de este deporte.

Esto lo informó el secretario ejecutivo del CMB, Mauricio Sulaimán, en una reunión informativa con jueces y réferis participantes en las dos peleas que sancionará esta noche en este balneario mexicano.

El dirigente dijo que la primera pelea en la historia sujeta oficialmente a este recurso es la del venezolano Jorge Niño Linares y la del mexicano Gamaliel Plátano Díaz.

Linares, ante Díaz, hará la primera defensa del título pluma del CMB y así, junto con su desafiante, pasarán a la historia como los primeros boxeadores en cuyo combate la videograbación podrá ser utilizada de manera oficial para aclarar cualquier duda y ayudar a dirimir el resultado de una pelea.

Por su parte, el también mexicano Rodolfo Rudy López y el japonés Naoki Matsuda, quienes pelearán a 12 rounds una eliminatoria para enfrentar al ganador de Linares Díaz, harán lo propio en segundo término.

De acuerdo con Sulaimán, en la plaza de toros de esta ciudad, habrá un monitor en el que el supervisor del combate podrá, de considerarlo necesario, recurrir a la repetición para despejar dudas respecto a cualquier acción controvertida que requiera aclaración.

El réferi de la pelea de esta noche será el estadounidense Lawrence Cole y los jueces Rober Tipper, de Canadá, Gare Vanhoy, de Estados Unidos, y el puertorriqueño, Raúl Nieves.

Sulaimán recordó que el único antecedente en que se tuvo que recurrir a la videocinta sucedió hace ya algunos años, cuando el estadounidense Genaro Chicanito Hernández ganó el título superpluma del CMB al ghanés Azumah Nelson, tras recibir un golpe fuera de tiempo.

En esa ocasión, dijo, se optó por dicho recurso y al confirmarse que el golpe fue fuera de tiempo se le avisó que podía ser declarado ganador por descalificación, opción que rechazó para seguir en la pelea, la cual terminó ganando por decisión.

De esta manera, el CMB introduce al boxeo una nueva medida que se prevé sea imitada por otros organismos que han adoptado decisiones similares a las de la agrupación que preside el mexicano José Sulaimán.

Entre éstas figuran la reducción de 15 a 12 rounds en las peleas titulares en la década de los 80 y la realización del pesaje oficial un día antes del pleito, medida, por cierto, asumida en este mismo balneario por el propio José Sulaimán en noviembre de 1992.