•  |
  •  |
  • END

La quinta jornada del torneo de fútbol Clausura 2009, trajo cierta normalidad: por primera vez, los dos "grandes", los candidatos previos al título, Diriangén y Real Estelí, han entrado en una etapa que altera los nervios.

Eso se refleja inmediatamente en la tabla de posiciones, puesto que Diriangén (11) se mantiene al frente pero ahora el mano a mano se ha puesto al rojo vivo, porque los campeones ganaron y están a un punto de la cima (10). En la opinión de muchos, este pleito debería extenderse hasta el final del torneo y ser el verdadero duelo por el título. Pero por ahora, nadie está afuera, porque Ferreti (9), Xilotepelt (8) y Masatepe (8) están cerca, y VCP está con 5, estando pendientes los enfrentamientos directos.

En términos generales, el gran equilibrio sigue existiendo, por más que los otros candidatos Ferreti, VCP y Ocotal hayan empatado, o quizás justamente por eso, y la localía sigue siendo un factor importante, como demuestra el balance de la fecha, que nos entrega tres triunfos internos y dos empates de visita. Así, el total acumulado muestra que los triunfos locales (11) superan a los externos (6).

Preocupa la actuación del VCP a pesar del equilibrio que está teniendo el torneo, ya que no levanta cabeza y esto ha empezado a dar dolores de cabeza al dueño, Vicente Padilla.

Una vez más se anotaron apenas 11 goles (promedio de 2.2 por match, apenas suficiente). Sigue la primera ronda con sus 18 goles, la máxima producción (3.6), gracias a los diez goles que Ferreti le marcó a Bluefields. Veremos si esta tónica se mantiene en el futuro.

En la tabla de goleadores, César Salandia por segundo partido seguido no anotó, a pesar de que lidera con 20 y es candidato prepotente para ser la gran revelación de la temporada. Lo persigue su excompañero Emilio Palacios con 15, quien se acordó de anotar.

La quinta jornada marcó un importante hecho nuevo: Real Estelí con su triunfo se trepó al subliderato y desde allí se plantea pelear "cabeza a cabeza" el gran desafío frente a su máximo rival, Diriangén, que con su empate avanzó un pasito.

Estelí crece fecha tras fecha y comienza realmente a asustar. En primer lugar, el funcionamiento se nota cada vez más aceitado, así como la integración de los diferentes intérpretes al proyecto de Otoniel Olivas. Reapareció Rudel Calero haciéndose presente en el marcador, se le notó muy motivado y dispuesto al sacrificio táctico.


Además, Estelí no deslumbra cuando el partido está equilibrado, pero logra cambiar ritmo y producir aceleraciones improvisas con extrema facilidad y en cambio, cuando está en ventaja, se vuelve una máquina perfecta.

EL RESTO

No hay mucho que decir sobre el resto. Sigue reinando un gran equilibrio y la "clase media", es decir la franja central de la tabla, es grandísima, con cuatro equipos separados por apenas un punto.

Ferreti y VCP quedaron sin goles y, si bien el resultado no fue correcto, porque Ferreti fue el mejor en la cancha, el gol no fue posible por lo errático de Wilber Sánchez, Juan Barrera y César Salandia, pero ambos jugaron tratando de ganar. VCP estuvo más cerca en los minutos finales del encuentro con Mario Estrada y Rodrígo Ludke.