•  |
  •  |
  • END

El drama aún no desaparece del campamento del VCP, a pesar del empate valioso que sacaron ante el Walter Ferreti en Managua. El triunfo sigue siendo una necesidad vital no sólo para darle confianza al club sino también para meterse de lleno en la pelea por la clasificación a la hexagonal del Torneo Clausura, con sólo cuatro fechas pendientes.

Pero como para darle más emoción al asunto, a los chinandeganos les esperan dos duelos altamente difíciles. Este domingo se miden a los Caciques del Diriangén en el “Efraín Tijerino Mazariego” y el próximo viajar al Independencia de Estelí para enfrentar una rivalidad que aunque es reciente ya levanta muchas emociones en las dos ciudades.

“Es un partido muy parejo contra Diriangén, igual contra Estelí. Pero espero lo mejor del club en este juego de lo que he visto hasta ahora, porque estamos jugando muy dispersos, con mucha dificultad para acoplarnos, debido al poco tiempo que hemos tenido para trabajar con todos los jugadores nuevos que han llegado”, explica Flavio Da Silva, técnico del VCP.

Una victoria en cinco partidos y sólo cinco puntos acumulados es el mejor reflejo de los aprietos que ha tenido Flavio, aunque en algunos duelos han tenido para ganar, pero les ha faltado definición.

“En algunas canchas --por las malas condiciones del terreno-- hemos tenido que jugar por arriba y eso nos ha creado problemas. Sin embargo este domingo volvemos a nuestro estadio y ya verán como las cosas cambian. Trabajamos toda la semana con balón y estoy seguro que verán al equipo que están acostumbrados. Tenemos que sacar un triunfo y lo vamos a hacer”, dijo el estratega brasileño.

Las ausencias podrían crearle otro problema al VCP. Su capitán, Carlos Alonso, por segundo duelo consecutivo no estará en el plantel titular por una contractura de primer grado en su pierna derecha. Otros que no jugarán son Andrés Juárez y Adolfo Campos.

“Todavía no tengo claro el plantel titular del domingo, pero estoy trabajando en eso a una sesión diaria… Ya bajamos la carga, antes hacíamos dos sesiones y gran parte de ella era dedicada a la condición física. Ahora estamos trabajando en acoplar más al equipo”, explica Da Silva.

El brasileño asegura que el plan es clasificar en cuarto o quinto lugar a la hexagonal, “y ya clasificado, vamos a pelear el título. Pero tenemos que ir partido por partido. Diriangén primero y después Estelí, serán muy parejos, aunque estoy seguro que nos servirán de inspiración”.