•  |
  •  |
  • END

LOS ÁNGELES / AFP
Luego de sus convincentes victorias el sábado, que les permitió restablecer su imagen de grandes taquilleros, el peso welter puertorriqueño Miguel Cotto y el mediano estadounidense Kelly Pavlik analizan sus opciones en busca de rivales para otra pelea a mediados de año.

Cotto (33-1, 27 nocauts) es el que parece tener un panorama más prometedor, luego de aniquilar en cinco asaltos, y con sólo tres golpes, al británico Michael Jennings, un hombre que no mostró la calidad debida para un combate de título mundial.

El púgil de Caguas le propinó dos caídas a Jennings en el cuarto round, y liquidó el pleito a los 2:36 minutos del quinto cuadro para agenciarse el cinturón welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Apenas le habían levantado la mano para declararlo victorioso, Cotto le envió 'invitaciones de cortesía' al superastro filipino Manny Pacquiao y al británico Ricky Hatton.

"Quiero al ganador de la pelea Hatton-Pacquiao. Si quieren pelear estoy aquí", dijo Cotto, de 28 años, quien con este triunfo regresa de una pausa de ocho meses, la más larga de su carrera, desde que perdió con el mexicano Antonio Margarito, el 26 de julio de 2008 en Las Vegas (Nevada).

Se esperaba que después de Jennings, Cotto saltara a una revancha con Margarito, pero el desquite se cayó cuando al mexicano le revocaron la licencia por un año luego de encontrarle una sustancia sospechosa en el vendaje de sus manos.

Un rival viable para el boricua podría ser el ghanés Joshua Clottey (35-2, 20 kos), campeón de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) y perteneciente al mismo apoderado de Cotto, Bob Arum y su empresa Top Rank.

El mismo sábado, pero a unos 1.000 km de distancia hacia el oeste, en su ciudad natal de Youngstown, Pavlik retuvo sus coronas de peso medio del CMB y la OMB al ganar por nocáut técnico en el cierre del noveno asalto al mexicano Marco Antonio Rubio.

Pavlik (35-1, 31 kos) restableció su imagen luego de ser desmantelado en octubre pasado por el veterano guerrero Bernard Hopkins, de 43 años, quien le arrebató el invicto, en una pelea de división de los supermedianos.

"No hay nada como la propia casa. Dejé atrás esa derrota, y lo más importante es que la dejé atrás mentalmente", dijo Pavlik al finalizar el combate.

Pavlik se vio más confortable en la segunda defensa de los cinturones conquistados a Jermain Taylor en septiembre de 2007.

Empero, los rivales para el 'Fantasma' de Youngstown no abundan por ahora, al menos lo que prometen buenas bolsas y con gancho para la televisión estadounidense.