•  |
  •  |
  • END

El boxeador cubano Guillermo Rigondeaux, doble campeón olímpico y mundial que intentó quedarse en tierras brasileñas durante los Juegos Panamericanos de 2007, llegó recientemente a Miami (Florida), informó el diario ‘El Nuevo Herald’.

Rigondeaux abandonó Cuba, donde estaba apartado del deporte tras su intento de deserción de los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro, y se encuentra ya en Miami con sus “compañeros de equipo Yuriorkis Gamboa, Erislandy Lara y Odlanier Solís”, según el rotativo.

El púgil cubano, de 27 años, continuará su interrumpida carrera profesional una vez que se cumplan todos los requisitos obligados, indicó al periódico Luis de Cubas, representante en Estados Unidos de la empresa alemana Arena Box Promotion.

La promotora alemana representa actualmente a los boxeadores Gamboa, Lara y Solís.

“Queremos que Rigondeaux forme parte del grupo de boxeadores de Arena Box y abrirle todas las posibilidades para que se cumpla su sueño de ser campeón mundial profesional”, dijo De Cubas.

En agosto de 2007, el ex presidente Fidel Castro se refirió al intento de deserción de los boxeadores Erislandy Lara y Guillermo Rigondeaux durante los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro.

Entonces, Castro afirmó que ambos no volverían a formar parte de un equipo nacional porque “el atleta cubano que abandona su delegación es como el soldado que abandona a sus compañeros en medio del combate”.

Tras ese episodio, Cuba renunció a participar en el mundial de Estados Unidos.

Rigondeaux, doble campeón olímpico y mundial, continuaba sin boxear en La Habana, mientras que Lara abandonó en 2008 la isla para irse a Alemania, donde firmó un contrato con el promotor Arena Box, aunque actualmente reside en Miami.