•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El técnico del Real Madrid, Zinedine Zidane, aseguró este viernes antes del partido liguero contra el Barcelona, que en este tipo de encuentros no hay favorito y aseguró que no le gusta que se esté presentando a su equipo como tal.

“No existe favorito en este clásico, es 50-50. No me gusta lo que se está diciendo alrededor”, afirmó Zidane en la rueda de prensa previa al partido en Madrid.

Te interesa: ¿Quién es más popular, el Real Madrid o el Barcelona?

“Nosotros pensamos en hacer el máximo para hacer un buen partido, si jugamos bien, si entramos bien en el partido, si estamos concentrados, podemos hacer las cosas bien”, añadió el técnico merengue, que no se fía de la supuesta mala racha azulgrana con tres empates en sus últimos partidos, el último el pasado domingo frente a la Real Sociedad (1-1).

“No va a ser el mismo partido. Vamos a jugar contra un rival que, de todas formas, son campeones y los campeones siempre son buenos en los partidos grandes. Tenemos que estar preparados”, advirtió, al tiempo que prefirió no pronunciarse sobre si un empate sería satisfactorio.

Te interesa: ¿Sabías que Messi viajó en el avión que se estrelló en Colombia?

“Nosotros pensamos en hacer el máximo para que después del partido no podamos decir nos ha faltado esto o lo otro. El resultado es la consecuencia de lo que vamos a hacer, si lo hacemos bien podemos sacar algo bueno”, insistió Zidane, cuyo equipo llega al encuentro líder liguero.

El clásico liguero del sábado Barcelona-Real Madrid en el Camp Nou es “un partido especial”, pero “no es determinante" para decidir la Liga, afirmó este viernes el técnico azulgrana, Luis Enrique Martínez.

Luis Enrique, técnico del Barcelona.“Llegamos con la posibilidad que el Madrid se ponga a una distancia más que interesante, pero no es determinante para el título”, aseguró Luis Enrique en rueda de prensa, haciendo referencia a la ventaja de seis puntos que tiene el líder liguero sobre los azulgrana y que podría ampliarse a nueve en caso de derrota local.

El entrenador azulgrana no tuvo reparos en admitir que atendiendo a la clasificación, el Barcelona llega “más necesitado” a este partido, pero insistió en que “al final de las 38 jornadas (de Liga) cada uno tendrá los puntos que merezca”.

“Es una oportunidad para ganar al rival directo y ponernos a tres puntos”, añadió al ser preguntado sobre si el partido puede servir para borrar las dudas dejadas por el Barça en los últimos partidos.

Luis Enrique mostró su satisfacción por la posibilidad de recuperar a Andrés Iniesta, que recibió este viernes el alta médica tras su lesión de ligamentos en la rodilla, pero no quiso adelantar si jugará de inicio o la eventual alineación.