•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Luego de más de cien horas de espera desde la caída del avión en las afueras de Medellín, 51 de los 71 fallecidos en el accidente arribarán hoy a Chapecó para un funeral colectivo en el estadio Arena Condá en el que se espera la presencia de más de 100,000 personas.

Con la colaboración de todas las fuerzas armadas de Brasil, se realizó ayer un operativo para el traslado de los cuerpos en Medellín y concluiría poco después de las 12:00 p.m. en Chapecó luego de las escalas técnicas y administrativas de los tres aviones en Manaos y Brasilia.

En el aeropuerto Serafim Enoss Bertaso de Chapecó se montará una recepción con honores que será encabezada por el presidente de Brasil, Michel Temer, y que contará además con la presencia de su par de la FIFA, el suizo Gianni Infantino.

Luego Temer no acudirá al homenaje en el Arena Condá por temor a las reacciones que pueda despertar su presencia, mientras que habrá una caravana durante el traslado de los féretros desde el aeropuerto hasta el estadio pasando por el centro de esta ciudad de poco más de 200,000 habitantes.

El césped del Arena Condá quedará restringido para familiares y amigos de las 51 víctimas que llegarán a Chapecó -el resto de los fallecidos serán derivados a San Pablo, en su mayoría periodistas, y Santa Cruz de la Sierra, la tripulación del vuelo- mientras que las tribunas quedarán para los hinchas que dispondrán de 19,000 butacas para despedir a sus “gladiadores y héroes”.

Último adiós

“Además se instalarán tres pantallas gigantes en lugares referenciales de la ciudad”, enfatizó Víctor Hugo Nascimento, integrante del departamento administrativo del club, que además rescató el trabajo del apoyo psicológico que se realiza con el apoyo de la Universidad do Oeste de Santa Catarina a los familiares de las víctimas.

El padre del defensor Filipe Machado y la madre del arquero Danilo fueron dos de los familiares que se dieron cita ayer en el estadio para intentar mitigar ese dolor desgarrador.

Hoy comenzará a cerrarse la página del accidente con el velorio colectivo y posterior despedida íntima de estas 51 personas que viajaron a disputar una final de Copa Sudamericana y regresan a su ciudad, muertas, tras un incomprensible accidente aéreo.