•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Infierno o cielo. Esa es la alternativa de los Indios de un partido a otro. Después del corajudo triunfo por 5-4 en diez entradas contra los Tigres el viernes por la noche, los vimos deslizarse ayer tarde hacia un revés tenebroso por 16-5, con el Conde Drácula y Frankenstein incluidos. El beisbol es el deporte más expuesto a contrastes bruscos, sin embargo, lo que preocupa es que ocurran tan seguido, impidiendo ensayar un diagnóstico preciso sobre lo que puede ofrecer el equipo. Tres brazos indios fueron convertidos en astillas por una ofensiva de 26 imparables que no necesitó de ningún vuelacercas para hacer estragos.Curt Smith estuvo explosivo con madero en mano.

El partido fue un martirio para los seguidores de la tribu que llegan al viejo estadio. El equipo de Chinandega anotó una carrera en el primer episodio por triple del crecido Curt Smith, con dos outs, y Jimmy circulando, y agregó dos en el segundo contra el abridor Jean Granado, impulsadas por Edgar Montiel y César Díaz. El desequilibrio definitivo se produjo en el tercer inning, registrando cinco carreras, aprovechando al máximo seis hits, un boleto y un fly de sacrificio, después que el ataque indio se había acercado 2-3. La diferencia ampliada a 8-2, a favor de los Tigres, era drástica desde muy temprano.  

SE AGRANDA PALIZA

Un error del short López en tiro facilitó la tercera carrera del Bóer con roletazos de Cabrera y Frías, pero Chinandega volvió a la carga con dos carreras en el quinto y otras dos en el sexto, estirando la ventaja 12-2, mientras Braulio Silva, el relevista de Granado, era explotado, entregándole la píldora a Jesús Garrido, quien tampoco tenía veneno en sus lanzamientos. Chinandega con una carrera en el octavo y tres en el noveno, selló la pizarra 16-5, después que el Bóer marcó dos veces en su penúltima bateada, con triple barre bases de Maykel Caseres.

Partido de un solo lado, con Evert Cabrera fallando cuatro veces, incluyendo un ponche, y Cheslor Cuthbert con un hit en dos turnos, recibiendo un boleto, antes de ser reemplazado por Darwin Sevilla. El artillero del juego fue Curt Smith, con cinco hits en seis turnos, saltando al liderato de bateo. Hoy domingo, los Indios viajan a Rivas para retar a los Gigantes.