•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cañonero venezolano de los Tigres de Detroit, Miguel Cabrera, le dijo a la prensa venezolana que le gustaría permanecer con el club, pero que no se opondría a un canje que beneficie a ambas partes.

Se trata de la primera declaración de Cabrera sobre la posibilidad de ser cambiado desde que el gerente general de Detroit, Al Ávila, dijo que el equipo intentará reducir su nómina este invierno y, con ese fin, ponderaría canjes.

Durante un evento caritativo en Venezuela, Cabrera les dijo a varios reporteros que Ávila lo llamó para avisarle que es posible que el equipo intente traspasarlo. Debido a que lleva 10 años o más en Grandes Ligas y ha disputado las últimas cinco temporadas con el mismo equipo, el toletero no puede ser canjeado sin su consentimiento.

Cabrera dijo que la noticia no fue de su agrado, ya que disfruta jugar en Detroit y le gusta la ciudad, pero agregó que no ha recibido llamadas sobre canjes específicos y que espera que no suceda. No obstante, si es traspasado, espera caer en un equipo bueno.

LLEGÓ PARA CRECER

Cabrera pasó a los Tigres mediante un canje durante las Reuniones Invernales hace nueve años. Fue adquirido desde los Marlins junto con el zurdo Dontrelle Willis por un grupo prospectos en el que estaban incluidos los ligamayoristas actuales Andrew Miller y Cameron Maybin.

En aquel entonces, Cabrera era un joven prometedor, pero eventualmente se convirtió en uno de los mejores bateadores en la historia de Grandes Ligas. En el 2012 logró la Triple Corona de bateo al encabezar la Liga Americana en promedio, jonrones y carreras remolcadas. En espacio de cinco campañas ganó cuatro títulos de bateo. También fue nombrado Jugador Más Valioso de la Americana en temporadas consecutivas en el 2012 y el 2013.

Cabrera, de 33 años de edad, bateó .316, con 38 jonrones y 108 remolcadas en el 2016, y terminó en el tercer lugar entre bateadores del Joven Circuito con OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .956. El oriundo de Maracay encabeza a los ligamayoristas activos con promedio de por vida de .314 y podría terminar entre los líderes de la historia en varias categorías ofensivas rumbo al Salón de la Fama.