•   Managua, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Lo que al Bóer le falta en el picheo, afortunadamente le sobra en bateo. Si a eso le suman que en el equipo tienen un grandes ligas como Cheslor Cuthbert y otro jugador de ese mismo nivel llamado Everth Cabrera, derrotar a los capitalinos se vuelve sumamente complicado. Ayer en Rivas, Cabrera y Cheslor al ritmo de cuadrangulares dirigieron la orquesta ofensiva de la Tribu, que se impuso 12-8 a los Gigantes, acechando el liderato de los sureños en la Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN).

¡Qué impresionante ha sido lo mostrado por Cabrera en su primera semana de juego! ¿Cuánto tiempo necesitará de adaptación? Se preguntaban algunos; Everth está respondiendo muy rápido a las interrogantes. Ayer conectó su primer jonrón del torneo, se robó una base y empujó cuatro carreras. Aunque por un mínimo margen, el bólido de Nandaime brilló más que Cheslor, quien pegó un bambinazo con dos a bordo y ligó un doble en el desafío. No hay duda, ambos jugadores le inyectaron más poder a este equipo, los resultados son evidentes; el Bóer acaricia la cúspide y en cualquier momento puede convertirse en el rey del trono. Cheslor Cuthbert se voló la cerca con dos a bordo.

En los partidos de liga se está viendo una guerra de batazos y cascadas de carreras. Bóer y Rivas conectaron 30 imparables, 16 por los capitalinos y 14 de los sureños. Rivas atacó primero en el primer episodio con doble de Mark Joseph, infield hit de Darrel Campbell, más elevado de sacrificio del encendido Wuilliam Vásquez, inaugurando la pizarra 1-0 en el génesis del partido contra el frágil pitcheo del norteamericano Alexander Boshers. Tomó turno Anderson Feliz y con imparable al jardín izquierdo provocó la segunda anotación sureña. A Juan Carlos Urbina, quien cubría ese sector del terreno, se le fue la pelota, anotando Campbell.

Los dos jonrones 

En la apertura del tercero, el Bóer con rally de seis carreras emboscó al derecho Jonathan Aristil, serpentinero perdedor del encuentro. Hit de Frías empujó dos empatando las acciones 2-2. Siguió Cheslor, que encontrando dos hombres a bordo, le cazó una recta al centro a Aristil, depositándola detrás de la barda del jardín izquierdo; fue el tercer bambinazo del “Niño de la Isla” en la Profesional. El pistolero dominicano se fue a las duchas, entrando Pedro Viola, quien ponchó a Daniel Mateo, pero permitió hit de Wilfredo Giménez y doble remolcador de Juan Carlos Urbina. Los Indios ya le habían dado vuelta a la pizarra, ganaban 6-2 en ese momento.

En el cuarto episodio, el Bóer no paró su festín. Maykel Caseres abrió el inning con hit, preparando el escenario para que Everth Cabrera bateando a la derecha conectara su primer jonrón por el jardín izquierdo. Una recta que se quedó un poco alta, en el centro, Everth la vio como una pelota de softbol y no perdonó. Con el juego 8-2, se creyó que la Tribu podía transitar con tranquilidad en el resto del encuentro, pero este equipo está acostumbrado a sufrir por culpa de su pitcheo, Juan Padilla rascando su cabeza aún no encuentra la solución que arregle ese problema.

Rivas se fue acercando poco a poco, amenazando sigilosamente con robarle el botín al Bóer. En el cierre del quinto, Vásquez pegó su jonrón 10 de la temporada con uno a bordo, llegando a 41 impulsadas en ese momento, acercando a su equipo 8-4. Los capitalinos tomaron un poco de oxígeno anotando dos carreras en la apertura del séptimo, empujadas por hits de Mateo y Urbina. Nuevamente la ventaja era de seis anotaciones (10-4).

Cabrera sentencia

Pero en el cierre del séptimo, volvieron los problemas; flaqueó el hombre más seguro del pitcheo indio, Ángel Cabrera, permitiendo cuatro carreras; Dwigth Britton impulsó dos carreras con doble y Feliz remolcó una más por hit. El Bóer ganaba el partido 10-8, viéndose amenazado. Por fortuna para la Tribu, la tranquilidad regresó cuando Cabrera con par de hits empujó las últimas dos anotaciones, en el octavo y noveno, sellando el marcador 12-8.

Cabrera tuvo una tarde magistral, bateando de 5-3, incluyendo un robo, jonrón, dos anotadas y cuatro remolques. Por su parte, Cheslor se fue de 4-2, un cuadrangular y tres empujadas. A pesar de no tener una buena labor, Boshers (1-1) se adjudicó su primer triunfo. Perdió Aristil (3-2). Salvó Elvin Ramírez con un gran relevo de 2.2 episodios sin carreras, esquivando dos hits.