•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Omar Cisneros no es un mago y seguramente no será fácil que cambie la dirección de un equipo tan golpeado como el Oriental de Granada, de la noche a la mañana. Sin embargo, Martín Madriz, presidente de la directiva del Oriental, espera que el polémico mentor logre mejorar el rendimiento del equipo, que ocupa el último lugar en la XII Liga Nicaragüense de Beisbol Profesional Nacional (LBPN) 2016-17.

Por ende, la misión de Cisneros es sacar del sótano al club, pero su aporte debe estar acompañado del comportamiento de los peloteros. Es necesario que el bateo y picheo de los granadinos carbure para comenzar a ver resultados.

“Se habló con él (Omar) y se le hizo la propuesta de ser mánager. La esperanza es que Omar levante al conjunto y que veamos resultados positivos”, comentó el directivo del Oriental.

Madriz no dudó en depositar su confianza en un timonel nacional como Cisneros, debido a su comprobada calidad en el beisbol casero. Traer a un extranjero representaba un riesgo, considerando que tendría que improvisar, sin tener ideas del nivel y las características de los peloteros.

“Omar tiene la capacidad y suficiente experiencia para hacer un buen trabajo, solo espero que nos ayude a levantar el nivel, porque esta batalla apenas inicia para él”, agregó Madriz.

La primera semana de trabajo de Cisneros será determinante para que mida la funcionalidad de sus elementos. De momento, Granada no está lejos de la zona de clasificación a semifinales, un repunte podría sacarlos del sótano y esa es la misión que Madriz le encomendó a Omar.

¿CONDICIONADO?

En la situación que se encuentra el Oriental, el puesto de timonel debe ser el más tambaleante, no hay garantía de permanencia. La única forma de que eso cambie es que comiencen a verse buenos resultados, aunque Madriz no dio pistas de haber condicionado la permanencia de Omar si el equipo no carbura.   

“No nos podemos adelantar a nada, debemos dejarlo trabajar y luego veremos. A estas alturas estuviéramos en la cima, pero esas cinco victorias que se nos fueron de las manos nos tienen en el sótano. Esperemos que ahora todo sea diferente”, manifestó Madriz.

El estratega volverá a encajarse la chaqueta de timonel este viernes, enfrentando a la novena de los Gigantes de Rivas. “Tengo la fe que el equipo se recuperará y que la gente nos apoye, como siempre”, aseveró Madriz.