•   Lyon, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Sevilla se clasificó a octavos de final de Champions al empatar este miércoles en campo del Lyon (0-0), cuando una derrota por la mínima le servía para pasar a la siguiente ronda, terminando en segunda posición del Grupo H, con once puntos, a tres de la Juventus, que ganó al Dinamo de Zagreb (2-0).

El equipo español tenía que perder por dos goles de diferencia para quedar eliminado, ya que había ganado por 1-0 al Lyon en Andalucía y tenía una mejor diferencia de goles general.

Juventus ya estaba clasificado, pero no tenía asegurada la primera plaza, que conquistó con el triunfo ante el equipo croata. Lyon, con ocho puntos, termina tercero y jugará la Europa League.

El conjunto francés dispuso de sus mejores ocasiones en la primera parte, con dos remates al larguero, por un disparo al poste del Sevilla, mientras que en la segunda parte, el Lyon llevó la iniciativa, sin crear esta vez muchas oportunidades, aunque puso cerco en los minutos finales a la portería rival.

El entrenador argentino del Sevilla, Jorge Sampaoli, vio el partido desde la tribuna, al haber sido expulsado en el anterior encuentro, contra la Juventus, por lo que dirigió desde el banquillo su segundo Juanma Lillo.

Lea: Sampaoli elegido mejor entrenador de la Liga española en octubre

En el minuto 20, el canario Víctor Machín 'Vitolo' podría haber asegurado la clasificación al Sevilla, ya que, con una jugada personal por la izquierda, superó con un disparo cruzado al portero Anthony Lopes, pero su remate se estrelló en uno de los postes.

Postes en la primera parte

En un partido vibrante en que los dos equipos se jugaban un billete a la segunda fase de la Champions, las ocasiones se sucedieron.

Vitolo, en el minuto 23, protagonizó una jugada por la izquierda y tras driblar a Lopes cayó al suelo, pidiendo penalti del portero, pero el árbitro sueco Jonas Eriksson consideró que el guardameta no había tocado con su rodilla al delantero.

El Lyon, mientras el Sevilla reclamaba el penalti, montó una jugada de contragolpe por la banda derecha, que terminó con remate de cabeza del centrocampista Corentin Tolisso al larguero.

El equipo francés volvió a lanzar un nuevo remate al larguero en el minuto 37, por medio de Mathieu Valbuena.

En los últimos minutos de la primera parte, sufrió el Sevilla. El poblado centro del campo andaluz no podía superar a los volantes del Lyon, que se apoyaba en la peligrosidad por la izquierda de Valbuena y las incursiones por la derecha del lateral brasileño Rafael.

Tras la reanudación, el Lyon continuó con una presión muy efectiva en el centro del campo, que ahogaba a los jugadores del Sevilla, y confiaba en sus incursiones por las bandas, sobre todo con un incisivo Valbuena por la izquierda.

Pero el Sevilla supo aguantar y el equipo francés careció de las buenas ocasiones que dispuso en el primer tiempo.

El conjunto español reclamó un penalti a Wissan Ben Yedder por un derribo dentro del área a falta de poco más de un cuarto de hora, igual que el Lyon pidió uno poco después por una caída de Nabil Fekir, pero el sueco Eriksson no estaba dispuesto a señalar ninguna jugada dudosa en las áreas.

La única nota negativa para el Sevilla fue la tarjeta amarilla que recibió el defensa argentino Gabriel Mercado en el segundo tiempo, que le impedirá disputar el partido de ida de octavos de final.