•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El exjefe del futbol de Perú Manuel Burga fue extraditado a Estados Unidos la semana pasada para ser juzgado por corrupción en el marco del escándalo de la FIFA, fue liberado el martes bajo fianza en Nueva York, constató la AFP.

Tras comparecer ante la jueza Pamela Chen y esperar por horas la llegada de varios documentos, el expresidente de la Federación Peruana de Futbol salió caminando de la corte federal de Brooklyn y levantó los brazos al cielo en señal de libertad.

La fiscalía no respondió a varios llamados de la AFP para obtener detalles de la fianza, pero una portavoz precisó por correo electrónico que como Burga se declaró inocente, recién volverá a comparecer en la corte durante su juicio, cuyo inicio está previsto el 6 de noviembre del 2017.

Acusaciones

Estados Unidos acusa a Burga de recibir sobornos por parte del argentino Alejandro Burzaco (dueño de la cadena Torneos y Competencias) a cambio de entregar, junto a otros dirigentes, los derechos televisivos de varias ediciones de la Copa América.

Burga será procesado en Estados Unidos por “asociación para cometer delincuencia organizada en agravio de ese país”, precisó el dictamen del Ministerio de Justicia peruano, que autorizó la extradición. La justicia estadounidense también quería juzgarlo por los delitos de lavado de dinero y fraude electrónico, pero la justicia peruana solo autorizó su extradición en base al primer delito de asociación para delinquir.

Burga asegura que es inocente y que no recibió ni entregó sobornos cuando estuvo al mando de la FPF, entre 2002 y 2014. “Soy inocente, no tengo nada que devolver”, dijo el exdirigente deportivo en marzo pasado.