•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Wuilliam Vásquez está llamado a convertirse en uno de los mejores bateadores extranjeros de toda la etapa moderna de la Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN). Su nombre, gracias a su llamativa consistencia desde el cajón de bateo, difícilmente será olvidado por los aficionados que gustan del arte del bateo. Desde la temporada 2011-2012, en la que debutó con los Indios del Bóer, este venezolano no ha dejado de impactar apareciendo siempre como protagonista en la lucha por los principales lideratos ofensivos del campeonato, ganando muchos de ellos. Su ferocidad madero en mano lo han convertido en una de las figuras más sobresalientes de las últimas seis ediciones de la Profesional, en cuya actual edición es dueño de la triple corona ofensiva.

En su temporada como debutante, vistiendo el uniforme de la Tribu, Vásquez se quedó con el liderato de carreras impulsadas al sumar un total de 51. Una campaña más tarde, ahora como miembro de los Tigres de Chinandega, terminó la temporada regular como líder de imparables conectados con 82, demostrando su gran capacidad de tacto.

En la edición de 2013-2014, siempre con los Tigres, alcanzó la cima de los bateadores al registrar un promedio de .351 puntos, dejando claro que lo presentado en años anteriores no era producto de una casualidad. Sin embargo, en la temporada de 2014-2015, pese a batear para .313 con 33 impulsadas y cuatro jonrones, no apareció entre los líderes de la temporada regular, algo que extrañamente volvió a pasar en la Profesional de 2015-2016, en la que jugó para los Gigantes de Rivas.

Número solidos

Actualmente, como quien ha recuperado el vigor de sus años mozos, el venezolano es el mejor bateador y la figura del campeonato. Hasta ahora no hay quien pueda discutirle el título de Jugador Más Valioso, pues su accionar ofensivo es una de las principales razones por las que los Gigantes lideran la tabla de posiciones. Vásquez, luego de la jornada del pasado martes, permanece como el líder a la ofensiva con un average de .414 puntos, como el máximo remolcador con 42 carreras empujadas y como el artillero de más cuadrangulares con 10. Tales registros lo colocan como el triple corona ofensivo indiscutible.

A todo eso súmenle que es primero en imparables conectados con 46, número uno en slugin con .802 y tercero en carreras anotadas con 27, solamente dos por debajo del líder Darrel Campbell. Si todo eso no lo convierten en el Más Valioso de la Liga hasta ahora, no sé qué pueda hacerlo.