•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El estelar canastero LeBron James, de los Cleveland Cavaliers, se negó a quedarse en un hotel de Nueva York, propiedad del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.

“No estoy tratando de enviar un mensaje”, dijo el triple campeón de la NBA, según declaraciones recogidas por la página web del canal de televisión ESPN. “Espero para mi familia, para todos nosotros que (Trump) sea uno de nuestros mejores presidentes. (No quedarme en el hotel) es solo una cuestión de preferencia personal. Eso es como ir al restaurante y en lugar de comer filete, pido un pollo”, añadió el “King James”.

Los Cavaliers, campeones de la NBA, se enfrentaban anoche a los New York Knicks en el Madison Square Garden. El equipo había reservado su estancia en el Trump SoHo antes de la elección presidencial en Estados Unidos, que ganó el mes pasado el multimillonario republicano. LeBron James había apoyado a la candidata demócrata Hillary Clinton, incluyendo la participación en una de sus últimas reuniones en Ohio, un estado clave que Trump ganó sorpresivamente.

El mes pasado, durante la tradicional visita de los campeones de la NBA a la Casa Blanca, que será ocupada por Donald Trump en enero, LeBron James había admitido que no era seguro que volvería (a la Casa Blanca) si ganan otro título de la NBA. “Eso es algo que debería pensar, si me encuentro en esta situación, no lo sé”, finalizó LeBron.