•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Kevin Gadea, convertido en el tema de conversación tras ser escogido por los Rays de Tampa Bay en el Sorteo de la Regla 5, dio sus primeros pasos en el beisbol como bateador y defensor de la tercera base. En sus planes de pelotero chavalo no aparecía el convertirse en lanzador y lejos estaba de imaginarse que llegaría a Grandes Ligas producto de su efectividad como carabinero. Sin embargo, el destino, siempre tan caprichoso, le preparó el camino para que se convirtiera en el decimoquinto nicaragüense en llegar a las mayores y en el número 11
que lo hace como lanzador.  

Durante ese proceso de transición que llevó a Gadea de la tercera almohadilla al montículo, uno de los que estuvo cerca del muchacho esteliano fue el otrora brillante bateador Nemesio Porras, quien consciente de la actitud y el talento de Gadea considera que este puede lograr el establecimiento que tanto desea en las Grandes Ligas. “Todo dependerá de su esfuerzo, de un poquito de suerte y de que Dios le ayude”, dijo Porras, recientemente escogido como el dirigente deportivo del año por la Asociación de Cronistas Deportivos de Nicaragua (ACDN).

En esta entrevista, Nemesio, figura indiscutible del beisbol nacional, recuerda los inicios de Gadea, comenta sobre las virtudes del muchacho y no duda en dar sus proyecciones sobre lo que el nuevo prospecto de los Rays de Tampa Bay pueda hacer en el 2017.  

¿Cómo recuerda los inicios de Kevin Gadea en la Academia de Beisbol Nicaragüense?

Recuerdo que Kevin jugaba la tercera base, pero no se le miraba como un gran prospecto en esa posición, carecía de algunos recursos necesarios para ser un ideal defensor de la tercera colchoneta. Fue entonces que apareció la acertada propuesta de Luis Molina, quien sugirió que el muchacho fuera probado como lanzador. Así fue como se le pidió que subiera a la loma y tras verlo hacer cierta cantidad de envíos se decidió dejarlo como lanzador, pues se consideró en ese momento que ahí tendría más chance de llegar lejos.

Lea además: Estos eran los nicas que sonaban para subir a las Grandes Ligas

¿Cuánta fue la velocidad de los envíos de Gadea en esa primera prueba como lanzador?

Recuerdo que hizo varios envíos de 78 y hasta 79 millas por hora (mph) y solamente uno que alcanzó las 80. Luego, en otra prueba, mostró un avance importante, pues ya lograba tirar de 85 a 87 millas. Su desarrollo ha sido tan enorme que ahora alcanza las 93 y 94 millas por hora.  

¿Cuántas posibilidades considera que Gadea tiene de establecerse en el mejor beisbol del mundo?

Muchas y por varias razones. Gadea es un muchacho disciplinado, serio y consciente de que para llegar lejos se necesita trabajar duro. Yo creo que él va a darlo todo por quedarse en el equipo grande, pues sabe cuánto le ha costado llegar hasta donde está ahora. Considero que empleará su mayor esfuerzo para no desaprovechar esta oportunidad que la vida le presenta.

Te interesa: Embajadora de EEUU felicita a Kevin Gadea por subir a Grandes Ligas

Creo que, pese a lo duro de que sea la competencia, su esfuerzo, un poco de suerte y la ayuda de Dios sobre todas las cosas, le permitirán afirmarse. Yo creo que Gadea puede establecerse.

Desde una perspectiva técnica, ¿con qué recursos cuenta Gadea para establecerse como lanzador?

Kevin tiene una recta de muy buena velocidad, es dueño de una curva muy pronunciada y tiene un excelente cambio de velocidad. A eso hay que agregarle que tiene control y que presenta una extraordinaria frecuencia de ponches gracias al gran manejo que hace de sus lanzamientos.