•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El equipo de la Costa Caribe se ganó el boleto para viajar a El Salvador tras consagrarse como campeón de la Liga Premier. Nicaragua ha sido monarca de las últimas dos ediciones del Torneo de Clubes Campeones de Centroamérica con los Leones de la Alcaldía en el 2014 y los Toros del Norte en el 2015, por lo tanto, el equipo caribeño intentará defender la corona y, de paso, ganarse el único pase a la Liga de las Américas que se realizará en el 2017. 

Esta tarde (6:00) el equipo de baloncesto de la Costa Caribe debutará en el torneo Centroamericano de Clubes, que se celebrará en San Salvador, El Salvador, desde hoy y hasta el 18 de diciembre.

El torneo contará con la participación de 6 equipos del istmo, Panamá (Correcaminos de Colón), Honduras (Banco Atlántida), El Salvador (Santa Tecla BC), Belice (Tigershark) y Nicaragua (Costa del Caribe).  

A diferencia de los dos certámenes anteriores, este será un poco más reñido con la representación del equipo de Panamá, que no participó en el 2014 y 2015. El sistema de juegos establece que será en un formato de todos contra todos, y el equipo que logre más victorias será el campeón, por tanto, cada juego es decisivo.

El equipo representante de Nicaragua cuenta con el liderazgo y la experiencia del talentoso Noel McKenzie, quien dará visión y manejo al grupo, también será importante la presencia de Troy Watson y la del veterano Julio González, quienes darán confianza a las jóvenes promesas del equipo caribeño, como Dayton y Dalton Cacho, Jensen Campbell, Sharlon Hodgson Wilson (jugador más valioso de la Liga Premier), Derrick Omier, Fritz Cox y Denzel Moody, quien fuese nominado al atleta 2016 por Fenibal.  

Elemento de altura

El equipo también contará con el gigante Bartel López, que acaba de concluir sus compromisos en la liga de El Salvador, con el equipo Isidro Metapán. En conversación con El Nuevo Diario, el jugador costeño dijo que “aquí los estoy esperando en El Salvador, tenemos un buen equipo, es joven y rápido. En lo personal me he estado preparando fuerte, este es un gran reto ya que es un torneo más fuerte que los dos años anteriores, pero creemos que podremos logar el objetivo de obtener el primer lugar”. 

Junto a Bartel también estará el sudafricano Pieter Prinsloo, un jugador de 6.7 pies que corre bien la cancha y tiene buena ofensiva y defensiva. Además, estará el refuerzo boricua, Ryann Abraham Mercado, un buen tirador de tres que fue seleccionado de Puerto Rico. En la dirección técnica se contará con el entrenador Hiltan Lockwood, una gloria de nuestro baloncesto y destacado de los famosos Torneos Ulloas.

Clave, primer juego

César Fornos, dueño del equipo campeón del año pasado, Toros del Norte, dijo que el primer juego de la Costa contra los Halcones será determinante: “Ese primer partido será duro, tienen a los boricuas experimentados Jared Ruiz y Ángel Matías como refuerzos, y de ganar les dará la confianza a los muchachos para hacer un buen campeonato, aunque para mí el equipo a vencer es Panamá, porque cuenta con buenos jugadores como Isaac St. Rose, Mauro Olive, Danilo Pinncok, Trevor Gaskins, Oglivie Ernesto, entre otros. 

“Sin subestimar a los anfitriones, Santa Tecla, que tienen a dos cubanos versátiles en su juego como Oreste Tórrez, de 6.8 de estatura y Lisvan Valdés, el tirador Roberto Martínez, más James Valladares, un nica nacionalizado salvadoreño. Otro factor a destacar es que estos equipos salvadoreños, además de su ventaja de local, acaban de concluir una liga muy intensa y competitiva”, explicó Fornos.

Ángel Mallona, entrenador de la Selección Nacional, comentó que en cada torneo los equipos de Nicaragua han enfrentado los retos que les han planteado los contrincantes y los han resuelto de forma invicta, tales fueron los torneos en que participaron los Leones y los Toros. “Esto a pesar que el torneo se realiza cuando hay una pausa en la competencia nacional, lo que dificulta el proceso de conseguir el trabajo de equipo que te lo da el fogueo previo a la competencia, sin embargo se consiguió superar y los muchachos consiguieron en el primer juego, logramos la coordinación necesaria para suplir este déficit”, expresó Mallona a El Nuevo Diario. 

Mallona también resalta que el equipo debe aprovechar a Denzel Moody, de los Leones de la Alcaldía, quien va como refuerzo nacional. “Este muchacho está para grandes cosas y desearía que le dieran juego, pues junto con Sharlon le daría mucha velocidad al equipo y reforzaría la defensiva, aportaría muchos rebotes y juego perimetral en la ofensiva”, resaltó.

Nosotros coincidimos con Mallona, pero agregamos que los muchachos tienen que jugar con una dosis extra de motivación para vencer. La mayor dificultad será conseguir el trabajo de equipo desde el primer juego, hay que recordar que en estos torneos toda victoria o derrota cuenta, le deseamos éxito a nuestro equipo de baloncesto y deseamos que retengan la corona.