•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dos años después de haber disputado una final y ganarla, el equipo representativo de Granada regresa a esas instancias al vencer ayer 6-4 a Carazo, mientras Rivas se sacó una espina ante Managua A, tras derrotarlo por nocaut 15-3 en siete entradas en la fase semifinal del Campeonato Nacional del Beisbol Juvenil AAA (17-18 años) en el estadio Jackie Robinson, ubicado en el Instituto Nicaragüense de Deportes (IND).

Ya definida la final, la escuadra capitalina y caraceña se enfrentarán hoy para determinar al tercer lugar de la competencia, a partir de las ocho de la mañana. A continuación rivenses y granadinos chocarán por el banderín.

Será un duelo atractivo porque los sultanecos mantienen su registro impecable de 6-0, cinco de esos triunfos fueron en la fase clasificatoria, mientras los sureños llegan con récord de 5-1 y son una seria amenaza en la disputa del trono.

VENGANZA

En el 2013, rivenses y managuas se enfrentaron en la final, con saldo positivo para los capitalinos que ganaron 16-3. Sin embargo, este miércoles la historia favoreció a los sureños que necesitaron de siete entradas para aniquilar las aspiraciones de Managua A y se apoderaron del boleto a la final, nivel al que regresan cinco años después (2011), en esa ocasión ganaron el título.

Con una rayería de 10 imparables, encabezado por el ataque de José Lara, quien se fue de 5-3, con una carrera anotada y dos remolques, y Wiston Cerrato de 4-2, con tres anotadas y dos empujadas, le facilitaron el triunfo a Víctor Torres.

Por su parte, Granada con racimo de dos y cuatro carreras en el cuarto y quinto inning respectivamente, fueron suficientes para encaminarse a una victoria 6-4 sobre Carazo con Mariano Mena llevándose el triunfo y salvamento para  Léster Arias.

Ricardo Álvarez anotó dos carreras y envió a dos compañeros a la caja registradora, siendo pieza clave en la ofensiva granadina.