•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Real Madrid se clasificó para la final del Mundial de Clubes tras derrotar al América de México (2-0), con dos tantos en los descuentos de la primera y segunda parte, marcados por Karim Benzema (45+2) y Cristiano Ronaldo (90+3), que anotó su gol 500 en clubes como profesional, a pase de James Rodríguez, ayer en Yokohama (Japón).

El campeón de Europa buscará el domingo su segundo título en esta competición (a los que se suman tres de la Copa Intercontinental) ante el Kashima Antlers japonés. El equipo dirigido por el argentino Ricardo La Volpe dio la cara en el primer periodo ante el equipo español, buscando en varias ocasiones el arco defendido por el costarricense Keylor Navas, pero acabó cediendo ante la mayor pegada de los blancos.

“Contrarrestamos su juego en el mediocampo con posesión de la pelota, pero nos faltó precisión y un poco de profundidad en el último tercio de la cancha”, lamentó La Volpe. América y Atlético Nacional jugarán un duelo latinoamericano por el tercer puesto, el domingo en Yokohama.

El partido comenzó con un ritmo muy lento y con ambos equipos tomando precauciones para no cometer un error fatal. Las primeras ocasiones de peligro fueron para América, en un disparo alto de Oribe Peralta (12) y en un tiro de Álex Ibarra que detuvo el costarricense Keylor Navas por bajo (20).

El Real Madrid tocaba el balón, pero con un ritmo demasiado lento para romper el dispositivo táctico puesto en práctica por La Volpe, que impedía a los blancos acercarse con peligro ante el arco de las Águilas. No fue hasta el minuto 26 cuando el campeón español enseñó sus armas. En un robo de balón de Lucas Vázquez, el canterano combinó con Cristiano Ronaldo, centró desde la derecha y el portugués cabeceó al palo.

América no se asustó y tras una buena jugada de Rubens Sambueza, Silvio Romero no controló bien y su disparo se marchó fuera (30). Cristiano volvió a probar en un libre directo que, tras tocar en la barrera, el portugués volvió a rematar y Moisés Muñoz respondió con un gran atajada (33).

El Real Madrid atacaba cada vez con mayor peligro, aunque sin acierto en los últimos metros, pero América no renunciaba a probar a Navas, como una rápida internada de William Da Silva que acabó con disparo del brasileño.

América dio la cara en la primera parte, pero si algo deben saber los rivales del Real Madrid es que los partidos no se acaban hasta que pita el árbitro y Benzema fue el que marcó en el alargue del primer tiempo, de disparo alto y cruzado, tras recibir un pase en profundidad de Toni Kroos.

Sin reacción 

Muñoz salvó a su equipo en la primera jugada de peligro de la segunda parte, en otra internada por la banda de Lucas Vázquez que retrasó hacia Cristiano Ronaldo y el duro disparo del portugués lo despejó el arquero americanista (61).