•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Rod Carew, el único panameño exaltado al Salón de la Fama del beisbol, fue operado exitosamente de trasplantes de corazón y riñón, y se espera que se recupere por completo.

Los Mellizos de Minnesota informaron ayer que el procedimiento quirúrgico en el Centro Médicos Cedars-Sinai en Los Ángeles duró unas 13 horas, y que Carew estaba descansando en la unidad de recuperación.

Por su parte, la esposa del exbeisbolista, Rhonda Carew, a través de la misma organización, dijo que la familia aprecia los pensamientos y oraciones de público para su esposo y el equipo médico. Expresó simpatía y aprecio a la familia del donante.

Carew, de 71 años, ha tenido problemas de corazón desde septiembre de 2015, cuando tuvo un infarto y un paro cardíaco mientras era operado para abrirle arterias bloqueadas. Desde entonces, Carew utilizó una máquina para bombear sangre por su cuerpo y mantenerlo vivo.

Los cirujanos informaron que el trasplante de riñón mejorará sus posibilidades de tener una buena recuperación. El procedimiento le permitió a Carew reanudar su vida y el panameño recorrió Estados Unidos en el verano para concienciar de la necesidad de prevenir los males cardíacos.

Carew asistió a los entrenamientos de primavera de los Mellizos de Minnesota y se presentó en el Juego de Estrellas en San Diego, donde el título de bateo de la Liga Americana recibió su nombre.

Carew jugó en Grandes Ligas entre 1967 y 1985, con los Mellizos de Minnesota y los Angelinos de California. Fue campeón de bateo de la Liga Americana en siete ocasiones, y elegido al Salón de la Fama en su primer año en la votación.

El presidente de los Mellizos, Dave St. Peter declaró que el equipo comparte sus oraciones y buenos deseos con los Carew y la familia del donante.