•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Nápoles superó 5-3 al Torino (9º), con una exhibición del belga Dries Mertens en forma de cuatro goles, y se colocó tercero en la clasificación de la Serie A italiana, ayer en la 17ª jornada.

La Juventus (1ª, 42 puntos) derrotó 1-0 a la Roma (2ª, 35) el sábado en el choque estelar del fin de semana, con un tanto del argentino Gonzalo Higuaín, y el Nápoles pudo acercarse a un punto del segundo lugar del equipo de la capital. Sigue, eso sí, a 8 puntos del equipo en cabeza, que parece imparable (14 victorias y 3 derrotas en diecisiete jornadas).

Con tres goles en menos de diez minutos, Mertens dejó ya muy encarrilado el partido para el Nápoles (minutos 13, 18 de penal y 22). Andrea Belotti, la joven gran promesa del futbol italiano, acortó en el 58, pero el rumano Vlad Chiriches (70) puso el cuarto para los napolitanos.

De nuevo el Torino redujo la desventaja, en el 76 con un tanto de Luca Rossettini, antes de que Mertens firmara en el 80 el quinto de los locales. El español Iago Falque, de penal en el 84, maquilló el revés del Torino con el 5-3 definitivo, ya sin apenas tiempo para una remontada que nunca estuvo cerca.

“No sé si el Nápoles es mejor que el resto de equipos, pero lo que es seguro es que juegan mejor”, alabó el entrenador del Torino, Sinisa Mihajlovic. Belotti pudo al menos sumar su 12º tanto en esta Serie A y alcanzar en el liderato de la tabla de goleadores al bosnio Edin Dzeko (Roma) y al argentino Mauro Icardi (Inter). Higuaín, tras su gol del sábado, es cuarto con 10 dianas, las mismas que Dries Mertens tras su póker de ayer.