•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En Maikel Cáseres el Bóer ha encontrado su figura más incidente en el juego ofensivo del equipo. Es cierto, Everth Cabrera es el hombre de mayor jerarquía por su pasado en Grandes Ligas, sin embargo, el dominicano se ha robado el show, compitiendo y arrebatándole el liderato de bateo al venezolano Wuilliam Vásquez, quien hasta hace un par de semanas era el Triple Corona de la Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN).

Tras jugarse 38 partidos de temporada regular, Cáseres sigue como líder de bateo con promedio de .409, producto de 38 hits en 93 turnos al bate. El dominicano conecta 6 dobles, un triple, un cuadrangular, con 14 carreras remolcadas y 22 anotadas. Muy de cerca se encuentra Vásquez de los Gigantes de Rivas, presentando .403 (58-144), manteniendo el dominio de las empujadas con 46, y compartiendo el liderado de jonrones con Curth Smith de los Tigres de Chinandega, ambos peloteros acumulan 10 bambinazos.

Rosario desmejora

El viernes pasado, el dominicano José Rosario (Gigantes de Rivas) perdió su invicto contra el Bóer, quedando con balance de seis  triunfos y una derrota (sigue siendo el máximo ganador y ponchador con 45). Pero esa noche en el Estadio Nacional Denis Martínez, Rosario permitió cinco carreras (cuatro limpias), por lo que su efectividad subió hasta 1.92, como resultado de 13 anotaciones en 61 innings lanzados. El mismo día, en Granada, Gustavo Martínez del Oriental, consiguió su tercera victoria ante los Tigres de Chinandega, lanzando 5 episodios en blancos, adueñándose de la cúspide en efectividad con 1.34.

José David Rugama de los Tigres, es el segundo máximo ganador del torneo con cinco triunfos y dos derrotas. Su compañero de equipo, Raúl Ruiz también suma cuatro éxitos, pero tiene dos descalabros. Serpentineros como Róger Luque (Granada) y Ángel Cabrera (Bóer) acumulan cuatro victorias. El pitcher más perdedor es el zurdo Rodney Rodríguez, quien no conoce éxitos y ha caído en cuatro ocasiones, sin embargo, el fin de semana mostró síntomas de recuperación en su debut contra el Bóer, realizando un destacada labor contra Chinandega, a pesar de perder el partido.