•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Era complicado digerir como Carlos Chavarría, un futbolista con un talento escaso en Nicaragua, no fuese convocado a la preselección nacional. Es de sabios rectificar a tiempo decisiones muy radicales y eso hizo el técnico costarricense Henry Duarte, quien decidió invitarlo para que forme parte del microciclo que realiza la Azul y Blanco en Estelí, con miras a la Copa Centroamericana Uncaf a celebrarse en Panamá, a inicios del próximo año.

Para nadie es un secreto que las relaciones entre técnico y futbolista se enfriaron por algunas diferencias de criterios. Duarte no vio con buenos ojos la partida de Chavarría hacia España, donde firmó con el Alcobendas Sport, club de la cuarta división de ese país. Para el tico, esa decisión podría significar un retroceso en la carrera del muchacho, primero porque no ha tenido mucha actividad y el segundo punto es el nivel de competencia en el torneo. Pero Chavarría optó por irse y aunque ha jugado poco en España, tendrá la oportunidad de mostrarse frente Duarte.

Merecía oportunidad 

“Quiero valorar a Chavarría y ver cómo anda. Si hemos dado la oportunidad de ver a otros futbolistas, creo que Carlos también la merece”, comentó Duarte, quien aclaró que esto no significa un lugar asegurado en la lista final de la selección que se conocerá el 2 de enero. 

“Chavarría no viene como seleccionado. Él viene para ser observado, será valorado para ver si anda en nivel. Él se integrará el 26 de diciembre, si anda en buen estado futbolístico, yo encantado. Esto no es un cambio de decisión, solamente lo quiero observar, él no está seleccionado, no tiene garantizado un lugar. Por nombres no llevo a nadie, el mismo Juan Barrera está siendo valorado, a la selección se llega por el momento en el que está un futbolista”, agregó el técnico costarricense.

Con el Alcobendas Sport, Chavarría ha visto acción en cinco juegos, los dos últimos como titular. Aún no marca goles y disputa un total de 183 minutos. Después de Barrera, Chavarría es considerado el segundo mejor futbolista del país en este momento. Es un delantero con una técnica envidiable, habilidoso con el esférico, dueño de una buena velocidad por las bandas y con excelente visión de juego, siendo un peligro en el uno contra uno en el ataque.