•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El  2016 parecía ser un año oscuro para los nicas en las Grandes Ligas. Con Everth Cabrera fuera de los focos del big show nos aferrábamos a solo dos peloteros, el rivense Erasmo Ramírez y Juan Carlos Ramírez, que arrancó con los Rojos de Cincinnati y posteriormente fue tomado por Angels de Los Ángeles. 

Pero la lesión de Mike Mustakas le abrió paso a Cheslor Cutberth en la tercera almohadilla de los Reales de Kansas City, llenando de gran alegría a todos los fanáticos nicaragüenses. Y para culminar con una buena noticia el 2016, los Rays de Tampa Bay tomaron a Kevin Gadea en el draft de la regla 5.

Cheslor  Cuthbert 

La lesión de Mike Moustakas abrió espacio para que Cheslor Cuthbert tuviera su primera campaña completa con los Reales de Kansas City  y el costeño aprovechó la oportunidad. Cómo emocionó ver a Cheslor encima de los .300 puntos durante un lapso de cuatro días (del 10 al 13 de agosto). En los programas radiales y televisivos no había otro tema de discusión, en los periódicos Cheslor fue la foto de portada en varias ocasiones. Cuthbert  obtuvo un promedio de .274, 12 jonrones, 28 dobles, 130 hits conectados en 475 turnos oficiales y remolcó 46 carreras.

Erasmo Ramírez

El rivense tuvo un arranque estupendo como relevista de los Rays de Tampa Bay, logrando una foja de 7 victorias y 4 derrotas con 6 juegos sostenidos y 3.35 de efectividad desde el 6 de abril  hasta el 3 de junio. Erasmo flaqueó durante el resto de la temporada, pero eso no le quita méritos, pues globalmente quedó con 7 victorias, 11 derrotas, un juego salvado y 3.77 de efectividad en 64 partidos jugados. En dos años jugados con Tampa acumula 18 victorias, 17 derrotas, 30 jonrones, 66 bases por bolas, 189 ponches y 3.76 de efectividad.

Juan Carlos Ramírez 

Cuando una luz empezaba a apagarse, otra se encendió. Juan Carlos Ramírez, que había tenido un pésimo arranque de temporada con los Rojos de Cincinnati registrando una victoria y 3 derrotas con una kilométrica efectividad de 6.40, permitiendo 15 carreras limpias en 46.1 innings laborados, tuvo un segundo aire con los Angels de Los Ángeles, empleándose a fondo y demostrando su calidad. En su segundo equipo esta temporada, JC obtuvo una efectividad de 2.91, ganó 2 juegos y perdió uno, cifras que le sirvieron para que le dieran la oportunidad de ser abridor la próxima campaña. Sus cifras globales del 2016: 3 victorias, 4 derrotas, 5.13 de efectividad, 2 juegos salvados y un total de 91 ponches.

Kevin Gadea 

Si hay un año que Kevin Gadea no olvidará será el 2016. Primero por su actuación en Clinton LumberKings, sucursal de los Marineros de Seattle, adjudicándose tres victorias sin derrotas y una efectividad de 2.15 en 50.1 innings lanzados. Luego se destacó en la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP), donde con los Tigres de Aragua se mantuvo peleando el liderato de efectividad con 1.85. Su buen trabajo lo puso en la mira de varios equipos de Grandes Ligas. Gadea recibió la noticia más emocionante de su vida, al ser electo por los Rays de Tampa Bay gracias a la regla 5, convirtiéndose de esta manera en el segundo nica en ser escogido gracias a dicha regla (Everth Cabrera fue el primero).

El esteliano tendrá que demostrar de qué está hecho e intentará emplearse a fondo para terminar de convencer a su nuevo equipo. El 2016 fue un año positivo en términos generales para los nicas y el 2017 puede ser mucho mejor. La llegada de Gadea despertará mucho interés y expectativa.