•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En Granada, el Oriental sacó un triunfo revitalizador que mantiene viva las esperanzas de arrebatarle al Bóer el último boleto a las semifinales de la Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN). Los sultanecos se impusieron a los Tigres de Chinandega con marcador de 5-4, con un rally de tres carreras en el cierre del octavo que cambió la historia del encuentro. Se desplomó el relevo felino en la agonía del partido, viendo cómo les borraban una desventaja de 4-0 en dos entradas.

Cuando se habían jugado seis entradas y media, el triunfo de Chinandega por 4-0 hasta la apertura del séptimo parecía definitivo. Pero en el cierre de la misma entrada empezó la remontada del Oriental. Los granadinos emboscaron a Marcos Frías y lo explotaron con hits consecutivos de Jordan Pavón y el emergente Rafael Estrada, que explotaron a Frías.  Relevó José David Rugama, quien golpeó a Juan Blandón, llenándose las colchonetas. Se fue Rugama, entró Junior Téllez, solamente para recibir hit impulsador de Ofilio Castro, pusieron out a Pavón en el plato, pero Blandón aprovechó una desconcentración en el infield, anotando la segunda carrera granadina.

Fue entonces, con el 4-2, que Granada hizo la hombrada, anotando tres carreras en el cierre del octavo. Hit de Renato Morales empujó la tercera y nuevamente Ofilio apareció en el momento oportuno, con las bases llenas pegó el imparable matador al jardín derecho, remolcador de dos para darle vuelta al partido 5-4. Se apuntó el triunfo el debutante Kelvin Villa, quien lanzó el octavo episodio. Salvó Darwin Cubillán. Perdió Samuel Estrada, quien aceptó el cohete de Castro.

Chinandega atacó en el primer episodio con dos carreras, producto de cohetes empujadores de Curth Smith y Osman Marval. Sumaron una en el sexto por doble de Yurendel de Caster y otra en el séptimo gracias a un elevado de sacrificio de Jimmy González, poniendo el marcador 4-0. Pero después el pitcheo se vino al piso y dejaron escapar el triunfo. Aun así, los Tigres permanecen en el liderato.

Demorado por lluvia

Al momento de nuestro cierre, el Bóer estaba derrotando 2-1 a los Gigantes de Rivas en la apertura del séptimo episodio. Un jonrón de dos carreras de Juan Carlos Urbina en el sexto borró la mínima desventaja que habían cosechados los sureños. De triunfar los capitalinos se mantendría la diferencia de dos juegos respecto al Oriental, que busca salir del sótano.