•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sin competencia y por aclamación, Román “Chocolatito” González fue ratificado como el Mejor Boxeador del Año 2016 y el matagalpino excampeón mundial Byron “Gallito” Rojas recibió una mención especial. Ramiro Blanco fue considerado el Púgil Destacado a Nivel Nacional, Yader Cardoza y Félix “Gemelo” Alvarado ganaron la nominación a Pelea del Año, Elton Lara al Prospecto Destacado y Búfalo Boxing encabeza el ranking de las mejores promotoras, que completan Pinolero Boxing y Nica Boxing, según estableció la Comisión Nicaragüense de Boxeo Profesional (Conibop) en su evaluación anual, que premia a lo mejor del terruño.

Lejos de ser una sorpresa, el tetracampeón mundial nicaragüense González engrosó una lista de reconocimientos que recibió este año. La prestigiosa revista “The Ring”, considerada la biblia del boxeo, ratificó al invicto pinolero como el mejor púgil libra por libra del mundo, criterio que comparten otros rankings, como el de la cadena de deportes internacional ESPN. Además, el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) lo nombró como boxeador del año de ese organismo. Antes, la Asociación de Cronistas Deportivos de Nicaragua (ACDN) eligió a Román como el Mejor Atleta del Año, sin que tuviese rival para esa nominación.

Sin poder hacerle peso a González, pero con el merecimiento necesario para ser destacado, el matagalpino Byron “Gallito” Rojas, excampeón mundial de peso mínimo, recibió una mención especial por parte de la Conibop, en reconocimiento al sacrificado triunfo sobre el entonces supercampeón sudafricano Hekkie Budler, a quien venció por decisión unánime y le arrebató el cetro 105 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), el pasado 19 de marzo. El “Gallito”, como le apodan a Rojas, se convirtió en el décimo pinolero campeón mundial absoluto, esto no incluye a los interinos, haciendo alarde de bravura y determinación. Román González durante su pleito contra Carlos Cuadras.

En su primera oportunidad titular, Byron Rojas, oriundo del barrio La Chispa, Matagalpa, sacó la casta de campeón, esa con la que dominó a nivel nacional entre los mejores de su división, salvo por la reyerta que jamás se dio contra Carlos “Chocorroncito” Buitrago, el otro gran exponente pinolero de las 105 libras. La coronación del “Gallito” tuvo un valor extra por tres factores: ganar sin ser favorito, en territorio del entonces monarca y contra un supercampeón que le dobla experiencia en el pugilismo rentado. La foja de Rojas es de 18 triunfos, 3 reveses e igual número de empates. Su último revés lo sufrió en su primera defensa del cetro mínimo de la AMB, contra el tailandés Thammanoon Niyomtrong (Knockout CP Freshmart).

Blanco al frente    

El leonés Ramiro Blanco, que el pasado 17 de diciembre venció al mexicano Aramis Solís, por nocaut en el cuarto asalto de un combate programado a ocho, fue elegido como el Púgil Destacado a Nivel Nacional gracias a sus cinco triunfos este año en territorio pinolero, de los cuales tres fueron por la vía del cloroformo. Aunque para la elección del premio no cuenta, Blanco dejó una buena imagen durante la reyerta que perdió ante el local Can Xu, en China, por el título internacional superpluma avalado por la AMB. El nicaragüense cayó por decisión unánime después de 12 asaltos, no obstante, hizo frente al rival, obligándolo a emplearse a fondo para adjudicarse el triunfo.

La elección de Blanco como el más destacado del terruño debe servirle como un aliciente para que se proyecte entre los mejores de su división y persiga la ansiada oportunidad de una pelea titular. Con récord de 15-1-3, con 8 nocauts, Ramiro está en camino a desarrollar una elegante carrera en la disciplina de las “narices ñatas”. A sus 21 años de edad, le queda un largo tramo por recorrer y será determinante que conserve ese ímpetu ganador, sin dejarse intimidar por los obstáculos que se le crucen, pero cauteloso e inteligente para definir cuándo es necesario arriesgar más de lo común. 

En otro apartado, Elton Lara (11-1-7 KO) fue nombrado Prospecto del Año, en su segundo aniversario como púgil profesional. Tras arrancar el 2016 con un revés ante Jordan Escobar, Lara acumuló nueve triunfos consecutivos, seis por la vía del nocaut. Entre sus victorias destacan las dos recientes contra Herald Molina y Benjamín Mendoza. 

Nuevo ranking

Rojas sorprendió al mundo derrotando a Hekkie.A diferencia de otros años, en los que se elegía a la Mejor Promotora del Año, Conibop decidió realizar en esta ocasión un ranking, el cual encabeza la empresa promotora Búfalo Boxing, que dirigen Ruth Rodríguez y Rosendo Álvarez, le siguen Pinolero Boxing, de Marcelo Sánchez, y lo completa Nica Boxing, de Pablo Osuna y Román González. Este ranking destaca, entre otras cosas, a las empresas que más actividades realizaron en pro del desarrollo del boxeo, no así la calidad de las funciones. En este caso, Búfalo Boxing realizó 16 eventos, con un total de 107 peleas y un promedio de 6.6 reyertas por velada.

Por su parte, Pinolero Boxing realizó 8 carteleras, de las cuales tres fueron en Managua y cinco en otros departamentos, reuniendo 58 combates, con un promedio de 7.25 peleas por programa. Sánchez, propietario de esta promotora, llevó a siete boxeadores a pelear en el extranjero: en par de ocasiones a Byron Rojas, en Sudáfrica y Tailandia. Los otros fueron: David Bency, Dixon Flores y Julio Mendoza, en México. Robin Zamora, en Inglaterra, Levis Morales, en República Dominicana y José Ríos, en El Salvador. Nica Boxing, tercero en el podio, realizó 11 veladas, reuniendo 75 peleas, con 7 reyertas por función.

Arnulfo recordado

El choque entre Félix “Gemelo” Alvarado y Yader “Chocolate” Cardoza, del pasado 16 de diciembre, fue seleccionado como Pelea del Año debido al empuje que mostraron ambos púgiles por acreditarse el triunfo, el cual perteneció al primero de estos por decisión unánime, después de ocho asaltos. Alvarado y Cardoza completaron así una trilogía de reyertas entre sí, en las que todas favorecieron al “Gemelo”, las dos anteriores por la vía del cloroformo. 

La distinción a Entrenador del Año fue otorgada a Arnulfo Obando, quien en vida fuese adiestrador de Román González. El pasado 8 de noviembre Obando falleció producto de un infarto, una semana después de haber sufrido un derrame cerebral. Lo deportivo lo impulsó entre los más grandes entrenadores pinoleros, si acaso no ha sido el mejor. Su vida dedicada al boxeo, primero como púgil discreto y luego como adiestrador, rol en que indiscutiblemente cosechó grandes éxitos, le aseguran un lugar en el Salón de la Fama del Deporte Nicaragüense.

En el 2009, Obando fungía como asistente en la esquina del “Chocolatito”, quien era dirigido por Gustavo Herrera, pero al año siguiente tomó el mando de entrenador número uno. Desde entonces comenzó a escribir las páginas más exitosas de su currículum, iniciando con la victoria de González sobre el mexicano Iván “Pollito” Meneses, en enero del 2010. Obando estuvo al frente del equipo de trabajo de González en 22 peleas, de las cuales 13 involucraron un título, incluidas tres coronas (108, 112 y 115), lo que fue un distintivo para el experimentado adiestrador pinolero.

Su firmeza, autoridad y, sobre todo, capacidad de dirección para manejar de forma adecuada cada entrenamiento del mejor peleador del mundo libra por libra en la actualidad le permitió alcanzar un alto reconocimiento. Los logros llegaron a su debido tiempo y queda claro que detrás de un gran peleador está un gran estratega.