•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La frase del título es de Sucre Frech, el más grande locutor de beisbol que este país ha producido, inolvidable y posiblemente irrepetible. Esa frase grafica el beisbol terriblemente confuso visto anoche en Granada, con un fildeo desorientado de los dos lados, pésimo corrido de bases, y lo de casi siempre, pitcheo flaqueante. Ganó el Bóer 8-6 pese a temblar en el cierre del noveno atormentado por la presión, y pensando en la clasificación, eso es lo que importa, dirá el fanático que rasga su chaqueta y crispa sus puños, aunque no invite al aficionado que aprecia una buena oferta, a llegar a las ventanillas de boletos. Un beisbol decepcionante caracterizó el juego que le permitió a los Indios estirarse con tres juegos de ventaja sobre el Oriental, quedando ocho juegos pendientes a cada equipo. Elvin Ramírez, toreando dificultades, cerró el juego obligando a Terrero a batear para doble play y ponchando a Garth. El tórax del manager indio, Padilla, estaba por estallar de angustia. 

LA INSEGURIDAD, PRESENTE

En el segundo inning, se precipitó Frías buscando cómo sacar a Torres en segunda que extendía su proyección con un batazo al jardín derecho, perdió el inicialista Montes un roletazo frontal que facilitaba un out claro en el plato, y el Oriental aprovechó ese handicap para fabricar tres carreras contra Fidencio Flores, con el aporte de los hits disparados por Garth y Pavón, y el fly profundo de Benjamín Alegría. Quedar atrás 0-3 tan temprano, mostrando pitcheo inseguro y defensa desarticulada, era algo más que una seria advertencia para el Bóer, tan necesitado de la victoria para no sentirse en la hamaca de la incomodidad con el desesperado Oriental rascando su espalda.

El presagio de calamidad fue borrado de inmediato por los Indios con la fatalidad defensiva cambiando de acera. El hit abridor de Robles no pareció ser una señal de rebelión contra la adversidad, cuando Rizo entregó el primer out. Sin embargo, hit de Sevilla y triple limpiabases de Everth Cabrera, recortó la diferencia 3-2, y al no poder tirar bien Ofilio al plato, pese a controlar sin dificultad el batazo de Frías, anotó Cabrera y el Bóer equilibró la pizarra 3-3. Con Frías amenazante en las bases, un triste error del short, Alegría, tirando mal después de atrapar el roletazo de Urbina, adelantó a los Indios 4-3, antes del doble play cierraentrada bateando Montes.

Mientras el Bóer escapó a una falla defensiva consecuencia de la falta de entendimiento entre el intermedista Cabrera y el guardabosques central, Rizo, en el tercera, el Oriental volvió a flaquear en el cuarto y el abridor zurdo, Kelvin Díaz, salió huyendo después del error de Ofilio que pudo haber evitado Flores de haber tomado ese tiro de bount corto, en lo que debería ser una obligación para cualquier primera base de verdad. El agregado de tres carreras que proporcionó a los Indios una ventaja de 7-3, pudo ser mayor, pero Urbina y Montes fueron ponchados por el relevista, Villegas, dejando las bases llenas. 

REACCIONA EL ORIENTAL

En beisbol, y sobre todo en este de tanta inseguridad, nunca se puede decir “todo está consumado”, y aprovechando que el relevista Villegas mantuvo amordazados a los Indios un buen rato, el Oriental reaccionó en el séptimo contra Jorge Bucardo, reemplazo de Fidencio Flores, marcando dos carreras y estrechando la pizarra 7-5, siempre en contra. Hits seguidos de Alegría y Flores, abrieron la posibilidad y las bases se llenaron cuando falló Sevilla en la defensa. Un error de Frías en el short sobre batazo de Torres, fue clave para las dos anotaciones.

El Bóer recuperó parte de la ventaja perdida registrando su octava carrera por boleto a Mateo, doble de Giménez y hit de Rizo, pero el Oriental insistió presionando y otro error de Frías fildeando hacia delante aunque mal marcado hit, permitió otro acercamiento 8-6 en las puertas del noveno inning. Las amenazas continuaron de cada lado, con el Bóer perdiendo dos corredores en las bases, Cabrera en tercera y Frías en el plato, y el Oriental inutilizado con dos a bordo sin out.