•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En su momento, el leonés Oliver Flores fue considerado un prospecto con potencial para conquistar una corona del mundo. Pero su carrera nunca logró tener la estabilidad necesaria para convertirse en un peleador intimidante. De hecho, en los últimos tres años no tuvo regularidad, no pasaba de dos peleas por año; en el 2015 solamente subió al ring una vez y en el 2016 no vio actividad.

Sin embargo, su atractivo récord de 27 victorias, solamente dos derrotas y par de empates le ha valido para ganarse una oportunidad contra el prospecto boricua Félix Verdejo, un peleador que muchos ven como el próximo campeón mundial de su país debido al gran talento que posee y el desarrollo ascendente mostrado en cada combate. Verdejo tiene 22 triunfos (15 nocauts) sin descalabros y actualmente es el campeón latino 140 libras de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Ese cetro lo defenderá ante el nica, de quien no se sabe mucho recientemente por su ausencia de los entarimados durante un año. Oliver peleó por última vez el 31 de diciembre de 2015 en Japón, donde perdió (nocaut) contra Takashi Uchiyama, en un combate por el título 135 libras de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). Esa imagen dejada por el leonés en el país asiático no da muchas esperanzas como para pensar que contra Verdejo ocurrirá un milagro.

Escenario histórico

El combate entre Flores y Verdejo se realizará el 3 de febrero del 2017 en un escenario histórico, el Coliseo Roberto Clemente. 

“Pelear nuevamente en el Coliseo Roberto Clemente es la continuación de un sueño para mí y la oportunidad de mostrarle al mundo que ya estoy listo para darle un título mundial a mi isla”, dijo Verdejo. “Estoy loco porque llegue el 3 de febrero para compartir mi alegría con mi gente y enviarle un mensaje directo al campeón mundial de la OMB, Terry Flanagan, que yo no soy un ‘tune-up’ para nadie”, aseguró el boricua en una nota publicada por Top Rank.