•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Milán rompió una sequía de cinco años sin títulos proclamándose campeón de la Supercopa de Italia al superar en la tanda de penales (4-3 tras empate 1-1) a la favorita Juventus, este viernes en un duelo disputado en Doha, la capital de Catar.

Giorgio Chiellini había abierto el marcador para la Juventus en el minuto 18, antes de que Giacomo Bonaventura igualara en el 38. En la tanda final, la Juventus terminó derrotada por los fallos de dos de sus hombres, el croata Mario Mandzukic y el argentino Paulo Dybala, que terminó llorando. En el Milán, solo Gianluca Lapadula falló su lanzamiento y el joven arquero de 17 años Gianluigi Donnarumma fue clave en la victoria.

Con este título, el Milán, que suma además su primer título desde 2011, alcanzó con 7 supercopas a la Juventus en lo alto del palmarés. El conjunto de Turín había sido el campeón en las cuatro últimas ediciones. La de 2014 había sido también en Doha y también hubo tanda de penaltis, pero en aquel caso la Juventus tuvo la fortuna de su lado para imponerse al Nápoles.

La Supercopa de Italia enfrenta al campeón de la última Serie A con el de la Copa de Italia. La Juventus consiguió ambos títulos en el pasado curso y el Milán disputó este duelo en calidad de subcampeón de la Copa. En esa final de la ‘Coppa’, el Milán fue derrotado 1-0 por la Juventus el pasado mes de mayo, con lo que ahora se toma una revancha de aquella decepción.

Los ‘rossoneri’ ya habían avisado el 22 de octubre ganando 1-0 en San Siro a la Juventus en la liga italiana. Es una de las únicas tres derrotas que la ‘Vecchia Signora’, líder de la clasificación, ha sufrido en el campeonato nacional.

Dybala, sin fortuna

En el partido de este viernes en Catar, país que albergará el Mundial en 2022, Chiellini abrió el marcador en el 18 llegando desde atrás para rematar un saque de esquina.

El empate del Milán llegó en el 38, cuando Bonaventura conectó un remate de cabeza a centro del español Suso, para alojar el balón en la red del eterno Gianluigi Buffon, que estuvo decisivo para evitar dos goles del colombiano Carlos Bacca (83, 92).

La Juventus intensificó el ritmo en la prórroga. Se le anuló un gol al francés Patrice Evra (111) y Dybala, a centro del propio Evra, desperdició una gran ocasión que hubiera permitido a los suyos ahorrarse los penales. Allí la suerte sonrió al Milán, de la mano del arquero Donnarumma y del acierto de sus lanzadores, para hacer al equipo ‘supercampeón’ de Italia justo antes de Navidad.

Tanto Juventus (1ª) como Milán (5º) aplazaron debido a esta Supercopa sus partidos respectivos ante Crotone y Bolonia en la 18ª jornada de la Serie A, que se disputó de martes a jueves.

La Supercopa de Italia se ha disputado en varias ediciones fuera de su país. En 1993 y 2003 ya se jugó en Estados Unidos (Washington y Nueva Jersey), en 2002 en Trípoli (Libia) y desde 2009 solo se jugó dos veces en Italia: tres veces en Pekín (2009, 2011, 2012), una en Shanghai (2015) y otra ya en Doha (2014), antes de la de este 2016.