•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La lucha por la triple corona de bateo estará en lo fino y la presión en cada turno subirá su efervescencia durante el cierre de la temporada regular de la Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN), torneo al que le restan solamente seis desafíos a Tigres de Chinandega y Gigantes de Rivas, y siete al Bóer y el Oriental de Granada. 

La gran incógnita será ver si el venezolano Wuilliam Vásquez puede recuperar el trono de bateo, para encaminarse a ganar los tres departamentos ofensivos principales de la Profesional.

A partir de hoy, el conteo regresivo comenzará para Vásquez, de los Gigantes de Rivas, quien vio como el joven de los Tigres de Chinandega Ismael Munguía lo aventajó al quedar en la cima con promedio de .419, desplazándolo al segundo puesto con .410. Curt Smith, también jugador de los felinos, es tercero con .399.

Vásquez es capaz de llevarse los tres lideratos, pero con la evolución y el gran momento que atraviesa Munguía será atractivo ver si la experiencia se impone sobre la juventud al final del camino.

Sin embargo, Vásquez no puede parpadear en la lucha por los jonrones, reglón donde está de la mano con Smith (10 cada uno).

En carreras empujadas, el venezolano sigue al frente con 52, sacándole 16 de ventaja a su compañero Anderson Feliz (36). Juan Carlos Urbina, del Bóer, suma 35 y Smith, 34, completando el cuarteto remolcador de la liga.

En materia de pitcheo, el dominicano José Rosario no desentona y también está peleando por los tres lideratos en este departamento (victorias, ponches y efectividad). Sin duda, Rosario ya tiene casi en su bolsillo el liderato de triunfos con 7, José David Rugama (Tigres) y Róger Luque (Oriental) suman 5 éxitos cada uno. En el caso de Rugama ha tenido el rol de abridor y relevo, mientras Luque es fijo en la rotación de abridores. Si ambos tienen un cierre de lujo y Rosario se desploma, podría perder o compartir el liderato en este departamento. 

NADA SEGURO

En ponches y carreras limpias, Rosario tiene competencia. En “fusilados” la guerra está planteada entre dominicanos, porque Eulogio de la Cruz (Oriental) suma la misma cantidad (50). El más efectivo es un dominicano nacionalizado nicaragüense, Gustavo Martínez (Oriental), quien tira para 1.82, superando los 2.12 de Rosario.