•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El 2016, a falta de cuatro días para que finalice, será recordado en el ámbito deportivo a nivel nacional por la coronación de Román “Chocolatito” González en la división Supermosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), convirtiéndose en tetracampeón; por el establecimiento de Cheslor Cuthbert como ligamayorista vistiendo el uniforme de los Reales de Kansas City, por las significativas actuaciones de Erasmo Ramírez y Juan Carlos Ramírez en la Gran Carpa y el compromiso que exhibieron otros atletas en sus respectivas disciplinas, a los cuales recordaremos a continuación. 

Histórico triunfo

El pasado 10 de septiembre, el flamante púgil pinolero Román González escribió su nombre en piedra y engrandeció su legado en el boxeo nicaragüense al convertirse en tetracampeón mundial, tras arrebatarle el título Supermosca del CMB al entonces invicto azteca Carlos “Príncipe” Cuadras, imponiéndose por una clara decisión unánime. Esa victoria lo catapultó en los principales rankings que destacan a los mejores púgiles de la actualidad a nivel mundial.  

Los ligamayoristas Juan Carlos Ramírez.

Cheslor Cuthbert, oriundo de Corn Island, en la Costa Caribe de Nicaragua, aprovechó perfectamente el espacio que dejó el antesalista Mike Moustakas tras lesionarse en mayo pasado. Desde entonces, el pinolero subió a la Gran Carpa en una apuesta de la directiva de Kansas City, que la campaña del 2015 había puesto a prueba su potencial en algunos encuentros. Esta vez, después de 128 partidos, el pinolero dejó claro que está preparado para seguir su aventura en Las Mayores. Su desempeño fue tal que durante la temporada regular figuró entre los mejores novatos.  

Al finalizar la campaña regular, Cuthbert presentó promedio ofensivo de .274, producto de 134 imparables, de ellos 28 dobles, 1 triple, 12 jonrones y 46 carreras remolcadas.

Por su parte, el otro nicaragüense en el Big Show, Erasmo Ramírez, arrancó con mucho empuje la primera parte de la campaña regular, pero luego bajó el ritmo a consecuencia de fatiga en su brazo de lanzar y cerró con registro de 7-11 en ganados y perdidos y efectividad de 3.77 con los Rays de Tampa, organización en la que solo tuvo una apertura, debido a que su mayor desempeño fue como relevista.

En tanto, Juan Carlos Ramírez pasó de ser un incógnito con los Rojos de Cincinnati a ser un constante cerrador con los Angelinos de Los Ángeles con resaltable desempeño. Militando en los Rojos, J.C. iba rumbo a un año de pobres cifras (1-3, 6.40). Sin embargo, en hora buena llegó su traslado a Los Ángeles. Ya sintiéndose en el “cielo” sus números mejoraron considerablemente y comenzó a realizar buenas faenas de relevo, para finalizar con saldo positivo de 2-1 y 2.91 en 48 juegos. Globalmente, sus números en la Gran Carpa fueron de 3-4 y 5.60 en carreras limpias.

La sorpresaCUTHBERT SE ESTABLECIÓ EN LAS G.L.

Salvo por el favoritismo del “Chocolatito” en sus compromisos internacionales, no había esperanzas de que otro púgil nicaragüense destacara fuera del terruño. No obstante, el matagalpino Byron “Gallito” Rojas aprovechó su oportunidad dorada y sorprendió a propios y ajenos tras vencer al sudafricano Hekkie Budler, arrebatándole el título Mínimo de la Asociación Mundial de Boxeo (CMB).

En una actuación de bravura y coraje, el no favorito Rojas exhibió un gran repertorio sobre los encordados y se impuso por decisión unánime sobre Budler, quien hasta antes de ese pleito solamente había sufrido un revés después de 31 presentaciones. El “Gallito” se convirtió en el décimo campeón mundial absoluto pinolero, pero su reinado duró poco, pues en su primera defensa fue despojado por el tailandés Thammanoon Niyomtrong, apodado Knockout CP Freshmart.

Futuras estrellas

El beisbol menor logró destacadas actuaciones en eventos de carácter internacional, y aunque la consecución de títulos fue menor que años anteriores, las preseas no dejaron de faltar en el casillero pinolero.

La Selección Infantil U-10 fue la que se tiñó de oro al ganar el Campeonato Panamericano de la categoría tras vencer 17-12 a Brasil en octubre pasado, en el estadio infantil Roberto Clemente, del Parque Luis Alfonso Velásquez.

Karen García.Sin embargo, el oro que conquistó dos años consecutivos la categoría U-12 no se pudo repetir en Puebla, México, y debió conformarse con el bronce. Eso sí, esta selección clasificó al Mundial de China que se realizará el próximo año.

A nivel individual, José Aráuz tuvo una destacada actuación en el Campeonato Panamericano U-14, realizado en Reynosa, México, al consagrarse con la Triple Corona de bateo. Aráuz fue el mejor bateador, con promedio de .550, producto de 11 imparables en 20 visitas al plato, remolcó 11 carreras y conectó 4 cuadrangulares.

Viento en popa

Apegada a una estricta disciplina, como es necesario para la práctica de cualquier deporte, la joven billarista Karen García se impulsó entre los mejores atletas amateur nicaragüenses del 2016 y fue recompensada por su enorme esfuerzo.

Aunque no es la primera vez que la billarista exhibe un gran desempeño con el taco, este año se lució. El haber ganado la presea dorada en el Campeonato Panamericano de Bola 9 y 10 le permitió a García ser elegida por la Asociación de Cronistas Deportivos de Nicaragua (ACDN) y por el Comité Olímpico Nicaragüense (CON) como la Mejor Atleta Amateur del año, durante la ceremonia de la II Gala Olímpica.

Por su parte, Darwin Martínez se convirtió en el primer pugilista en ganar un combate en el Campeonato Mundial Juvenil en la división de los 52 kilogramos, tras varios intentos fallidos de otros boxeadores en este mismo nivel.

Para clasificar al Mundial en Rusia, Martínez tuvo que ganarse una medalla de plata en el Campeonato Continental.

La taekwondista Ana Keyla Méndez se tiñó de oro en dos Campeonatos Centroamericanos y atrapó preseas de bronce en los Panamericanos de Brasil y Honduras.

Cambio positivo

La exjudoca Sayra Laguna se aventuró a practicar la disciplina de sambo y lo hizo con buen suceso, pues no tardó mucho tiempo en adaptarse y ganó oro en el Campeonato Panamericano en Paraguay, evento al que viajó gracias al apoyo económico de la empresa privada.

Lolette Rodríguez logró medalla de bronce en la segunda ronda eliminatoria preolímpica, mientras a nivel nacional Jordan Pavón y Juan Carlos Urbina, ambos del Bóer, estuvieron explosivos con el madero en VIII Campeonato Nacional del Beisbol Superior Germán Pomares Ordóñez. Pavón estableció marca con sus 25 cuadrangulares, mientras Urbina envió a 112 compañeros al home plate, estableciendo una nueva cifra con bate de madera en este nivel.

En líneas generales ha sido un gran año para el deporte casero y nos queda esperar qué ofrecerá el 2017, que tendrá como principal objetivo la consecución de grandes éxitos durante los XI Juegos Deportivos Centroamericanos, que se realizarán a final del año entrante en Nicaragua.